11 de julio de 2015 / 21:45 / hace 2 años

Sed de rápidos beneficios de las compañías de EEUU daña a los trabajadores, dirá Clinton

3 MIN. DE LECTURA

La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton dirá en un discurso el lunes que las empresas estadounidenses están demasiado obsesionadas con los beneficios a corto plazo, sobre todo en Wall Street, y prometerá ayudar a que los trabajadores tengan mejores sueldos y trabajos más amigables con la familia. En la imagen, Clinton habla en un acto de campaña en Iowa City, Iowa, EEUU. 7 julio 2015.Jim Young

NUEVA YORK (Reuters) - La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton dirá en un discurso el lunes que las empresas estadounidenses están demasiado obsesionadas con los beneficios a corto plazo, sobre todo en Wall Street, y prometerá ayudar a que los trabajadores tengan mejores sueldos y trabajos más amigables con la familia.

Clinton, la favorita para ganar la nominación del Partido Demócrata para las elecciones de noviembre del 2016, busca que el discurso destaque la teoría económica que respalda su campaña, en la que prometió defender a los "estadounidenses de a pie".

Su rival más cercano, el senador socialista por Vermont Bernie Sanders, está atrayendo a grandes multitudes y se acerca cada vez más a Clinton en las encuestas defendiendo posiciones que reflejan el giro a la izquierda de las bases del partido.

En un discurso ante una universidad de Nueva York históricamente progresista, Clinton dirá que el tamaño de la economía estadounidense aumenta más con políticas que enriquecen directamente a la clase media, y no permitiendo que la riqueza se acumule entre unos pocos, según un vistazo previo a su discurso ofrecido por su campaña y entrevistas con asesores.

Respecto a las instituciones financieras, un objetivo predilecto de la izquierda, Clinton no ha sido muy específica hasta la fecha sobre si los grandes bancos de Wall Street deberían separar su banca comercial de la de inversiones, como pidieron algunos en su partido para evitar una repetición de la crisis financiera de 2007-2009.

No obstante, asesores externos de la campaña dijeron que tiene previsto defender más tarde la ley de reforma financiera Dodd-Frank, atacada por los republicanos desde su aprobación en 2010, y que, en su opinión, no va lo suficientemente lejos.

Clinton afirmará que las leyes y los códigos tributarios recompensan a las operaciones financieras de forma demasiado generosa, mientras infravaloran otras industrias, como la construcción y las manufacturas.

La industria de los servicios financieros también está muy centrada en el crecimiento a corto plazo y los informes trimestrales, lo que genera burbujas económicas que dañan a la clase media, dirá Clinton en su exposición.

La creación de nuevas reglas de activismo de los accionistas ayudará a contrarrestar esto, al tiempo que abogará por una mayor inversión en infraestructura a través de un banco específico y en investigación, incluido el desarrollo de nuevas fuentes de energía sostenibles.

Clinton dirá también que quiere facilitar la vida laboral de la gente, sobre todo a las mujeres, mejorando el acceso a la asistencia infantil y los permisos y licencias pagadas, áreas en la que Estados Unidos es tacaño comparado con la mayoría de naciones desarrolladas.

Reporte adicional de Luciana Lopez en Nueva York y Amanda Becker y Alistair Bell en Washington; editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below