Tinieblas al amanecer: el frágil plan para rescatar a Grecia

lunes 13 de julio de 2015 15:10 GYT
 

Por Alastair Macdonald

BRUSELAS (Reuters) - A medida que aparecía un débil sol en el gris amanecer de Bruselas el lunes, por un momento pareció que podría alumbrar las esperanzas griegas de aferrarse al euro.

Alexis Tsipras estaba "cerca de marcharse", dijo una fuente cercana a la cumbre de la zona euro. El primer ministro comunicó a otros líderes que si aceptaba una condición final sobre el rescate, sus compatriotas griegos lo acusarían de capitular.

Tras 14 horas de negociaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, y otros líderes de la zona euro, Tsipras se negaba a ceder el último elemento importante de una lista de términos de un préstamo que algunos críticos dicen indica que Berlín quiere humillar al gobierno de izquierda y, tal vez, llevar a Grecia a abandonar el euro.

"Si acepto semejante fideicomiso, puedo también no volver" a Grecia, dijo Tsipras según una segunda fuente que estaba presente en la cumbre. El primer ministro hizo la afirmación luego que Merkel demandó que colocara 50.000 millones de euros en activos estatales en Luxemburgo, fuera del alcance de su Gobierno. El dinero generado entonces pagaría a los acreedores de Atenas.

"Puedo comprar un billete de avión para cualquier otro país. Porque en casa pensarán que vendí a Grecia", dijo Tsipras.

Al final, luego que el presidente de la cumbre Donald Tusk dijo que no dejaría salir de su oficina ni a Tsipras ni a Merkel hasta que se pusieran de acuerdo, surgió el compromiso sobre el fondo de privatización. Estará en Grecia, manejado por el Gobierno -bajo supervisión- y un cuarto de sus ingresos se destinará a inversiones y no al pago de deuda.

"Hubo un gran alivio porque realmente estuvo muy cerca del peor escenario a las 6 de la mañana", dijo la fuente, quien añadió que varios de los otros líderes que esperaban en otras partes del edificio ya empezaban a hablar de irse a casa.

Sin embargo, el casi colapso de las conversaciones de "última instancia" subraya la fragilidad de un plan para reflotar a Grecia. Algunos funcionarios de la zona euro se hicieron eco de analistas que lo ven como condenado al fracaso.   Continuación...

 
Una bandera de Grecia flameando en medio de nubes negras en Atenas, jun 30 2015. A medida que aparecía un débil sol en el gris amanecer de Bruselas el lunes, por un momento pareció que podría alumbrar las esperanzas griegas de aferrarse al euro.     REUTERS/Alkis Konstantinidis