Ventas minoristas EEUU bajan sorpresivamente en junio

martes 14 de julio de 2015 09:39 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas minoristas de Estados Unidos bajaron imprevistamente en junio pues las familias redujeron las adquisiciones de autos y una serie de otros productos, lo que podría aumentar las preocupaciones de que la economía vuelva a debilitarse.

El Departamento de Comercio dijo el martes que las ventas minoristas bajaron 0,3 por ciento el mes pasado, la lectura más floja desde febrero.

Las ventas minoristas de mayo se revisaron a la baja para mostrar un incremento de 1,0 por ciento en vez del salto de 1,2 por ciento que se había reportado inicialmente.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un ascenso de 0,2 por ciento el mes pasado.

Las ventas minoristas sin contar autos, gasolina, materiales de construcción y servicios alimentarios bajaron un 0,1 por ciento el mes pasado tras la subida de 0,7 por ciento de mayo -cifra que no se revisó.

Las llamadas ventas minoristas estructurales se vinculan directamente con el componente del gasto del consumidor del producto interno bruto.

Tras el decepcionante reporte de empleo de junio y el desplome en la confianza de las pequeñas empresas, el débil dato en las ventas minoristas sugiere que la economía podría haber perdido algo de impulso al final del segundo trimestre y tras los problemas del inicio del año.

El flojo dato podría además sembrar dudas sobre el alza de las tasas de interés que se espera realice la Reserva Federal en septiembre.

Los economistas habían previsto que un aumento de 0,4 por ciento en las ventas minoristas subyacentes.   Continuación...

 
Una mujer empuja un carro de compras a través de los pasillos de una tienda Target, en el día de compras catalogado como "Viernes Negro", en Torrington, Connecticut, 25 de noviembre de 2011. Las ventas minoristas de Estados Unidos bajaron imprevistamente en junio pues las familias redujeron las adquisiciones de autos y una serie de otros productos, lo que podría aumentar las preocupaciones de que la economía vuelva a debilitarse. REUTERS/Jessica Rinaldi