Depreciación del peso chileno toca fondo en espera alza de tasas en EEUU

miércoles 15 de julio de 2015 12:22 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - La caída del peso chileno tocó un piso tras alcanzar mínimos de seis años y medio, debido a la disipación de turbulencias externas, aunque el camino hacia una leve apreciación en los próximos meses sería acotado en medio de una esperada alza de tasas en Estados Unidos.

La moneda de una de las economías más estables de América Latina podría recuperar entre un 3 y 4 por ciento en la segunda mitad de este año y operar en niveles de entre 625 a 635 unidades por dólar desde las poco más de 650 que registró hace una semana.

"El peso tocó fondo en los niveles actuales, pero no vamos a tener grandes diferencias respecto a los valores actuales. Tengo la impresión que puede haber una corrección al alza en el peso, pero muy moderada respecto a los niveles actuales", dijo Benjamín Sierra, analista de Scotiabank.

Durante el 2015, la moneda acumula una caída del 5,89 por ciento frente a la divisa estadounidense, mientras que el año pasado se depreció un 13,1 por ciento.

Entre los principales factores que han presionado al peso está la desaceleración económica del país, que en los últimos meses se ha acentuado y ha obligado al Banco Central a mantener una política monetaria expansiva, pese a un repunte en la inflación.

La aversión al riesgo por la crisis en Grecia y el menor ritmo de crecimiento de China jugaron en contra de la moneda chilena, junto con la fortaleza que mostró en la primera mitad del año el dólar.

Pero estos factores de presión perderían fuerza en el segundo semestre, especialmente por el acuerdo alcanzado en Grecia y las medidas adoptadas en China tras el desplome bursátil en el principal consumidor global de materias primas.

"Niveles de 650-655 pesos por dólar (como ocurrió hace una semana) eran explicados por Grecia y China. Dado los actuales fundamentos económicos, el tipo de cambio debiera oscilar entre 620 y 630 unidades", estimó Luis Felipe Alarcón, economista de la correduría EuroAmerica.   Continuación...

 
El emblema del Banco Central de Chile, visto en la puerta principal del edificio en el centro de Santiago, 25 de agosto de 2014. La caída del peso chileno tocó un piso tras alcanzar mínimos de seis años y medio, debido a la disipación de turbulencias externas, aunque el camino hacia una leve apreciación en los próximos meses sería acotado en medio de una esperada alza de tasas en Estados Unidos. REUTERS/Ivan Alvarado