RESUMEN-Legisladores alemanes apoyan negociación de rescate a Grecia tras advertencias de Merkel

viernes 17 de julio de 2015 19:10 GYT
 

Por Paul Carrel

BERLÍN (Reuters) - Los legisladores alemanes dieron luz verde el viernes para que la zona euro negocie un tercer rescate para Grecia, aunque una advertencia de la canciller Angela Merkel de que la alternativa a un acuerdo con Atenas era el caos no evitó una gran rebelión al interior de su partido.

El Bundestag, la Cámara baja del Parlamento cuyo respaldo es esencial para el inicio de las conversaciones, aprobó la medida por 439 votos a favor y 119 en contra, con 40 abstenciones. Pero casi un quinto de los conservadores de Merkel votaron "No".

Existe un profundo recelo en Alemania, el país de la zona euro que ha contribuido en mayor medida a los rescates financieros de Grecia desde el 2010, acerca de proveer nueva asistencia financiera a Atenas.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, ha sugerido que Grecia estaría mejor si se retira temporalmente de la zona euro para resolver sus enormes problemas económicos, a pesar de que la oferta de los acreedores a Atenas incluye condiciones de más austeridad y reformas económicas de las que Berlín había pedido.

Pero Merkel argumentó a favor de negociar un nuevo acuerdo para evitar una salida de Grecia de la zona euro, un escenario que afectaría a toda la unión monetaria, y dijo que ni Atenas ni los otros 18 miembros del bloque estaban dispuestos a aceptar una suspensión.

"La alternativa a este acuerdo no sería un período fuera del euro (...) sino un caos predecible", dijo Merkel al Bundestag. "Seríamos extremadamente negligentes y actuaríamos irresponsablemente si no hiciéramos al menos un intento".

"ÚLTIMO INTENTO"   Continuación...

 
La canciller alemana, Angela Merkel, se prepara para votar durante la sesión del parlamento alemán, en Berlí­n, Alemania, 17 de julio de 2015. Los legisladores alemanes dieron luz verde el viernes para que la zona euro negocie un tercer rescate para Grecia, tomando nota de una advertencia de la canciller Angela Merkel de que la alternativa a un acuerdo con Atenas era el caos. REUTERS/Axel Schmidt