Funcionarios del Banco de Japón temen que efecto de estímulo podría estar disipándose: minutas

martes 21 de julio de 2015 07:25 GYT
 

Por Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - Varios miembros del directorio del Banco de Japón dijeron que el impacto de su estímulo podría estar disipándose, según las minutas de su encuentro de junio, una señal de que no todos comparten el optimismo del gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda, sobre la posibilidad de alcanzar la meta inflacionaria de un 2 por ciento.

El directorio de nueve miembros del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) se mostró de acuerdo en que la inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de los alimentos y la energía, continuaría mejorando en el largo plazo, mostraron las minutas divulgadas el martes.

Algunos miembros dijeron que el alcance del estímulo del BOJ, apodado flexibilización cuantitativa y cualitativa (QQE, por su sigla en inglés), permanece sustancial dado que las tasas de interés en Japón han seguido estables en un nivel bajo a pesar de unos mayores rendimientos en el extranjero, de acuerdo a las minutas.

Pero los pesimistas en el directorio, como el ex economista de mercado Takahide Kiuchi, están menos convencidos de que el estímulo se ha mantenido lo suficientemente potente como para mantener los rendimientos de los bonos a niveles ultra bajos aún después de que la QQE reactivó a la economía.

"Algunos miembros dijeron que los efectos de la QQE podrían estar disminuyendo, teniendo en cuenta que las tasas de interés a largo plazo habían aumentado temporalmente a un rango de un 0,5 a un 0,6 por ciento", según las minutas.

El BOJ ha mantenido una política monetaria estable desde que amplió su estímulo en octubre del año pasado para evitar que la caída en los costos del petróleo y una desaceleración posterior de la inflación retrasen una salida permanente de la deflación.

(Reporte de Leika Kihara. Editado en español por Carlos Aliaga)

 
Una bandera japonesa ondea sobre la sede del Banco de Japón, en Tokio, 26 de octubre de 2011. Varios miembros del directorio del Banco de Japón dijeron que el impacto de su estímulo podría estar disipándose, según las minutas de su encuentro de junio, una señal de que no todos comparten el optimismo del gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda, sobre la posibilidad de alcanzar la meta inflacionaria de un 2 por ciento. REUTERS/Yuriko Nakao