Inversores ven retoños en el estéril mercado inmobiliario argentino

miércoles 22 de julio de 2015 15:00 GYT
 

Por Sarah Marsh

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina sigue luchando contra la escasez de moneda dura y de créditos hipotecarios, pero las expectativas por un cambio de Gobierno a fin de año han llevado a los inversores locales y extranjeros a tomar posiciones para una recuperación del mercado inmobiliario, que dicen que ya está ocurriendo.

Las ventas inmobiliarias se desplomaron en los últimos años por una estanflación de la economía y los controles de capitales que impulsó la presidenta Cristina Fernández en 2011.

Se espera que tras la elección presidencial de octubre haya un Gobierno más amigable con los mercados y que desande algunas de las políticas de Fernández. La expectativa, sumada a los bajos precios de las propiedades a raíz de la crisis y una economía levemente más estable este año, ya han alentado una tímida recuperación de las ventas, según encuestas.

El magnate local Eduardo Costantini dice que lanzó en abril una nueva comunidad cerrada en su lujoso proyecto de Nordelta, en el norte de Buenos Aires, y que en un mes los precios por lote de tierra subieron un 10 por ciento debido a la fuerte demanda.

Ahora Costantini está acelerando el desarrollo de Nordelta, un proyecto de ciudad de 1,650 hectáreas que fundó hace 15 años y donde viven ya unas 35.000 personas en barrios cerrados, que son populares en Argentina debido a un aumento de la inseguridad.

"Si siguen comprando, vamos a aumentar (los precios) de nuevo porque esto sucede después de tres años de caída del mercado", dijo Costantini, quien desarrolla el paisaje y la infraestructura básica de Nordelta y vende las parcelas para la construcción de casas o negocios.

Las ventas de propiedades, que se han contraído un 50 por ciento desde que se impusieron los controles cambiarios, han subido en los últimos meses.

Los precios en dólares del metro cuadrado de un departamento usado en Buenos Aires se encontraban en mayo un 6,5 por ciento por debajo de los valores del 2012, pero un 4,1 por ciento por encima de los de mayo del 2014, según datos de la consultora Reporte Inmobiliario, que analiza los precios cada tres meses.   Continuación...

 
El complejo de edificios Nordelta en Tigre, al norte de Buenos Aires, jul 22 2015. Argentina sigue luchando contra la escasez de moneda dura y de créditos hipotecarios, pero las expectativas por un cambio de Gobierno a fin de año han llevado a los inversores locales y extranjeros a tomar posiciones para una recuperación del mercado inmobiliario, que dicen que ya está ocurriendo.  REUTERS/Enrique Marcarian