China, bajo creciente presión por flexibilizar política ante tropiezo de economía

lunes 10 de agosto de 2015 07:11 GYT
 

Por Koh Gui Qing

PEKÍN (Reuters) - China está bajo una creciente presión para estimular más su economía después de decepcionantes datos divulgados el fin de semana que mostraron otra fuerte caída en los precios a los productores y una sorpresiva baja de las exportaciones.

Los precios al productor alcanzaron en julio su menor nivel desde fines del 2009, después de la crisis financiera global, y han estado cayendo continuamente durante más de tres años.

Las exportaciones descendieron un 8,3 por ciento en el mismo mes, su mayor merma en cuatro meses, debido a que una débil demanda global por productos chinos y una política de fortalecimiento del yuan golpearon a los productores.

"La atención de la política está definitivamente en la deflación (de los productores) en este momento", dijo Zhou Hao, economista de Commerzbank AG en Singapur.

Zhou dijo que el banco central de China posiblemente necesitaría recortar nuevamente las tasas de interés, luego de haberlas rebajado en cuatro oportunidades desde noviembre en su más agresiva flexibilización en casi siete años.

El pesimismo podría profundizarse la próxima semana, debido a que se prevé que una serie de datos económicos muestren una debilidad en el sector manufacturero, en la inversión y en el gasto doméstico.

La segunda mayor economía mundial tiene una meta oficial de crecimiento de un 7 por ciento para este año, un nivel alto para los estándares globales, pero algunos economistas creen que el país se está expandiendo a un ritmo mucho menor.

Economistas esperan que el banco central recorte de las tasas de interés en otros 25 puntos básicos este año y que reduzca nuevamente la cantidad de depósitos que los bancos deben mantener como reservas en otros 100 puntos básicos, según un sondeo realizado el mes pasado por Reuters.   Continuación...

 
Una bandera de China en un distrito comercial en Beijing, 20 de abril de 2015. China está bajo una creciente presión para estimular más su economía después de decepcionantes datos divulgados el fin de semana que mostraron otra fuerte caída en los precios a los productores y una sorpresiva baja de las exportaciones. REUTERS/Kim Kyung-Hoon