12 de agosto de 2015 / 14:15 / hace 2 años

A FONDO-Banco central chino, bajo presión para debilitar aún más al yuan: fuentes

Un cartel para peatones visto frente al Banco Popular de China, en Beijing, 24 de noviembre de 2014. La decisión china de devaluar su moneda refleja un creciente clamor dentro de círculos gubernamentales a favor de un debilitamiento del yuan que ayude a los golpeados exportadores, asegurando que el banco central siga bajo presión para hacer caer la divisa todavía más en los próximos meses, según fuentes.Kim Kyung-Hoon

PEKÍN (Reuters) - La decisión china de devaluar su moneda refleja un creciente clamor dentro de círculos gubernamentales a favor de un debilitamiento del yuan que ayude a los golpeados exportadores, asegurando que el banco central siga bajo presión para hacer caer la divisa todavía más en los próximos meses, según fuentes.

El yuan ha perdido casi 4 por ciento en dos días desde que el banco central anunció el martes la devaluación, pero fuentes involucradas en el proceso de toma de decisiones dijeron que voces poderosas dentro del gobierno estaban presionando para hacerlo caer todavía más.

Sus comentarios, que ofrecen una inusual visión desde adentro acerca de la discusión que tiene lugar detrás de bambalinas en Pekín, sugieren que hay presión para una devaluación general de casi 10 por ciento.

"Hubo llamados internos para que el tipo de cambio sea más flexible, o se deprecie de manera apropiada, para ayudar a estabilizar la demanda externa y el crecimiento", dijo un economista principal en un grupo de expertos del gobierno que asesora a los funcionarios en Pekín.

"Una depreciación del yuan dentro del 10 por ciento será manejable. Debería haber suficiente depreciación, de otro modo, no será capaz de estimular las exportaciones".

El Ministerio de Comercio, que el miércoles elogió públicamente la devaluación como un estímulo a las exportaciones, había liderado la iniciativa para que Pekín abandonara su política previa del yuan fuerte.

Reuters no pudo verificar cuánta influencia ejercieron los responsables del Ministerio de Comercio en la decisión de hacer bajar el yuan pero las fuentes dijeron que sus funcionarios declararon victoria después de una larga campaña de cabildeo contra lo que algunos de ellos consideraban una reforma excesiva liderada por el banco central.

El Banco Popular de China había estado manteniendo al yuan fuerte para apuntalar la meta del gobernante Partido Comunista, de reajustar la economía más hacia la demanda doméstica desde las exportaciones.

El yuan fuerte aumenta el poder adquisitivo doméstico, ayuda a las firmas chinas a endeudarse e invertir en el exterior y alienta a las extranjeras y a otros gobiernos a incrementar su uso de la moneda.

Hasta la devaluación, la moneda se había apreciado en general un 14 por ciento en los últimos 12 meses sobre una base ponderada por el comercio, según datos del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

CAMBIO DE CURSO

El primer ministro Li Keqiang había descartado una devaluación en reiteradas ocasiones, pero el aumento de los riesgos para el crecimiento económico, exacerbados por las recientes turbulencias del mercado de acciones, incrementaron la presión para revertir el curso, dijeron las fuentes.

El fin de semana China anunció un sorpresivo desplome de 8,3 por ciento en las exportaciones de julio.

"Los exportadores enfrentan una presión muy grande y la economía china también enfrenta una presión a la baja muy grande", dijo un investigador del propio grupo de expertos del ministerio de Comercio, que recomendó este año que el gobierno libere al yuan.

"El yuan se depreció solo ligeramente contra el dólar pero ha ganado fuertemente contra otras monedas. La economía de China y el comercio ya no están fuertes, ¿por qué debería estar fuerte el yuan?".

Dijo que él creía que el yuan podría caer a 6,7 para fin de año, lo que representaría un declive de casi 9 por ciento desde el comienzo de la devaluación. Se negociaba a alrededor de 6,43 contra el dólar el miércoles, el mínimo desde agosto de 2011.

El banco central chino describió su devaluación como un evento extraordinario para hacer que la moneda responda mejor a las fuerzas del mercado.

El organismo monetario orienta al mercado cada día fijando un tipo de referencia para el yuan, alrededor del cual los negocios pueden variar en solo 2 por ciento. El martes, dijo que fijó el punto medio basado en fuerzas del mercado, que han estado marcando al yuan a la baja.

editado por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below