A FONDO-Banco central chino, bajo presión para debilitar aún más al yuan: fuentes

miércoles 12 de agosto de 2015 10:29 GYT
 

Por Kevin Yao

PEKÍN (Reuters) - La decisión china de devaluar su moneda refleja un creciente clamor dentro de círculos gubernamentales a favor de un debilitamiento del yuan que ayude a los golpeados exportadores, asegurando que el banco central siga bajo presión para hacer caer la divisa todavía más en los próximos meses, según fuentes.

El yuan ha perdido casi 4 por ciento en dos días desde que el banco central anunció el martes la devaluación, pero fuentes involucradas en el proceso de toma de decisiones dijeron que voces poderosas dentro del gobierno estaban presionando para hacerlo caer todavía más.

Sus comentarios, que ofrecen una inusual visión desde adentro acerca de la discusión que tiene lugar detrás de bambalinas en Pekín, sugieren que hay presión para una devaluación general de casi 10 por ciento.

"Hubo llamados internos para que el tipo de cambio sea más flexible, o se deprecie de manera apropiada, para ayudar a estabilizar la demanda externa y el crecimiento", dijo un economista principal en un grupo de expertos del gobierno que asesora a los funcionarios en Pekín.

"Una depreciación del yuan dentro del 10 por ciento será manejable. Debería haber suficiente depreciación, de otro modo, no será capaz de estimular las exportaciones".

El Ministerio de Comercio, que el miércoles elogió públicamente la devaluación como un estímulo a las exportaciones, había liderado la iniciativa para que Pekín abandonara su política previa del yuan fuerte.

Reuters no pudo verificar cuánta influencia ejercieron los responsables del Ministerio de Comercio en la decisión de hacer bajar el yuan pero las fuentes dijeron que sus funcionarios declararon victoria después de una larga campaña de cabildeo contra lo que algunos de ellos consideraban una reforma excesiva liderada por el banco central.

El Banco Popular de China había estado manteniendo al yuan fuerte para apuntalar la meta del gobernante Partido Comunista, de reajustar la economía más hacia la demanda doméstica desde las exportaciones.   Continuación...

 
Un cartel para peatones visto frente al Banco Popular de China, en Beijing, 24 de noviembre de 2014. La decisión china de devaluar su moneda refleja un creciente clamor dentro de círculos gubernamentales a favor de un debilitamiento del yuan que ayude a los golpeados exportadores, asegurando que el banco central siga bajo presión para hacer caer la divisa todavía más en los próximos meses, según fuentes. REUTERS/Kim Kyung-Hoon