Acciones de China se desploman y cierran la semana con pérdidas de casi 12 pct

viernes 21 de agosto de 2015 08:07 GYT
 

Por Samuel Shen y Pete Sweeney

SHANGHÁI (Reuters) - Los mercados accionarios chinos perdieron más de un 4 por ciento el viernes y sus principales índices sufrieron un declive semanal de casi 12 por ciento, lo que generó dudas sobre la capacidad de Pekín para evitar otra corriente vendedora en las bolsas causada por el pánico de los inversores.

* El último derrumbe se produjo tras descensos similares ocurridos en los mercados globales y reflejó profundas caídas generalizadas en los futuros de las acciones de China, en el día de vencimientos de los contratos a futuro de agosto.

* El fuerte retroceso del viernes podría haber sido exacerbado por un sondeo privado que mostró que la actividad fabril de China de contrajo en agosto a su ritmo más veloz en casi seis años y medio, en medio de una reducida demanda doméstica y de las exportaciones.

* Pero muchos inversores también apuntaron a las señales de que el compromiso de los reguladores para impulsar al mercado se ha debilitado. El 14 de agosto, la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC por sus siglas en inglés) dijo que permitiría que las fuerzas del mercado tengan un rol más preponderante.

* El viernes, el índice CSI300 de las principales compañías de Shanghái y Shenzhen cayeron un 4,6 por ciento, a 3.589,54 puntos, provocando una pérdida semanal de 11,9 por ciento, su peor desempeño desde mediados de junio.

* El índice CSI300 ha borrado ya todas las ganancias que había anotado desde mediados de marzo.

CAÍDAS DE DOBLE DÍGITO   Continuación...

 
Inversores hablan frente a un tablero electrónico que muestra la información de las acciones en una correduría en Beijing, China, 21 de agosto de 2015. Los mercados accionarios chinos perdieron más de un 4 por ciento el viernes y sus principales índices sufrieron un declive semanal de casi 12 por ciento, lo que generó dudas sobre la capacidad de Pekín para evitar otra corriente vendedora en las bolsas causada por el pánico de los inversores. REUTERS/Stringer