Acciones globales terminan peor semana del año ante malos datos chinos

viernes 21 de agosto de 2015 08:56 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Los mercados de acciones globales se desplomaban el viernes, apuntando a su peor semana del año, mientras las materias primas sufrían una nueva golpiza después de otra serie de datos alarmantes de China que impulsaron a los inversores a la seguridad de los bonos y el oro.

* Los indicadores chinos señalaron que su gigantesco sector manufacturero se desaceleró al ritmo más rápido desde el peor momento de la crisis financiera de 2009, confirmando las preocupaciones acerca de su salud.

* Los activos de mercados emergentes enfrentaban un nuevo desplome y los precios del petróleo se encaminaban a su racha de pérdidas más larga desde 1986, pues el miedo a una desaceleración del crecimiento global liderada por China oscurecía la percepción financiera.

* Las bolsas europeas comenzaron con bajas profundas aunque recuperaron algo de terreno por cierta sensación de alivio de cara a una mejora de los datos manufactureros y de servicios de la zona euro.

* El índice británico FTSE 100 cedía 0,7 por ciento, el alemán DAX, que atraviesa su peor mes desde 2011, descendía algo más de 1 por ciento y el francés CAC 40 caía 0,8 por ciento.

* En los mercados de cambios, el euro perdía algo de su impulso tras un alza por la mayor demanda de inversores buscando salir de las golpeadas monedas asiáticas y otras divisas como los dólares de Australia y Hong Kong.

* El índice MSCI de los mercados emergentes se negociaba en mínimos en cuatro años.

* El índice MSCI de 45 países acumulaba un descenso de más de 3,2 por ciento en la semana, dirigiéndose a su peor desempeño semanal en lo que va del 2015.

(editado por Gabriel Burin)

 
Peatones caminan junto a un tablero electrónico que muestra el precio de las acciones de varios países del mundo, afuera de una correduría en Tokio, 21 de agosto de 2015. Los mercados de acciones globales se desplomaban el viernes, apuntando a su peor semana del año, mientras las materias primas sufrían una nueva golpiza después de otra serie de datos alarmantes de China que impulsaron a los inversores a la seguridad de los bonos y el oro. REUTERS/Issei Kato