Escenario de endurecimiento económico de la Fed contempla arriesgada apuesta sobre inflación

viernes 21 de agosto de 2015 10:25 GYT
 

Por Howard Schneider

WASHINGTON (Reuters) - Los funcionarios de la Reserva Federal que planean elevar las tasas de interés a partir de septiembre se han visto alentados por un sólido crecimiento del empleo en Estados Unidos, pero en la inflación está la clave sobre qué tan lejos puede ir el banco central al subir los tipos.

Las autoridades de la Fed han dicho que no necesitan ver una aceleración de precios para empezar a elevar las tasas tras seis años en que han oscilado cerca de cero, y un "despegue" parece casi seguro tras una nivel de desempleo de 5,3 por ciento, el más bajo desde abril de 2008.

Sin embargo, subir aún más las tasas sería un salto de fe sin una prueba de que los precios están aumentando, según funcionarios actuales y retirados familiarizados con el debate al interior del banco central y la investigación sobre inflación.

Si los precios permanecen estancados cuando la Fed endurezca la política monetaria, las tasas "reales" ajustadas por inflación subirían más rápido que lo que desea la Fed y amenazarían a la recuperación.

Dada la incertidumbre entre economistas sobre el modo en que funciona la inflación en el mundo tras la crisis económica, podría ser riesgoso asumir que necesariamente habrá precios más altos tras una mejoría del mercado laboral.

"Hay un gran componente de inflación que simplemente será idiosincrático e inexplicable", dijo el ex director de investigación de la Fed David Stockton.

Según Stockton, después de un alza inicial de tasas, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, encabezará un "examen de cabeza fría y desapasionado" sobre qué están mostrando realmente los datos de inflación.

"Si la inflación no vuelve a la meta (...) entonces ella puede argumentar que se adopte un endurecimiento mucho más gradual", agregó.   Continuación...

 
Una estatua de un águila sobre la fachada de la Reserva Federal de Estados Unidos, en Washington, 31 de julio de 2013. Los funcionarios de la Reserva Federal que planean elevar las tasas de interés a partir de septiembre se han visto alentados por un sólido crecimiento del empleo en Estados Unidos, pero en la inflación está la clave sobre qué tan lejos puede ir el banco central al subir los tipos. REUTERS/Jonathan Ernst