Decepcionantes sondeos empresariales intensifican temores sobre crecimiento económico mundial

viernes 21 de agosto de 2015 13:29 GYT
 

Por Jonathan Cable

LONDRES (Reuters) - Las señales de que la desaceleración en China se está profundizando y un débil crecimiento reportado el viernes en Europa y Estados Unidos dañaron aún más al panorama para la economía global, lo que hizo que los precios de las acciones y las materias primas se derrumbaran.

El sector fabril chino se contrajo a su ritmo más veloz en casi seis años y medio en agosto, mostró un sondeo privado, lo que llevó a que los inversores se refugien en el oro y en los bonos, temerosos de que la debilidad china se traduzca en un crecimiento económico mundial más lento.

Los mercados ya estaban tensos tras la sorpresiva devaluación del yuan la semana pasada y una caída del 33 por ciento en las acciones en China desde mediados de año.

"La incertidumbre sobre el crecimiento de China ahora es el principal factor de movimiento en los mercados", dijo Tim Condon, economista de ING Group en Singapur. "Los datos de hoy (viernes) refuerzan las dudas sobre el crecimiento mundial", agregó.

El Índice preliminar de Gerentes de Compra (PMI) del sector manufacturero de China elaborado por Caixin/Markit cayó a 47,1 puntos en agosto, muy por debajo de la estimación promedio de un sondeo de Reuters de 47,7. Fue la peor lectura desde marzo del 2009.

Luego de tres décadas de rápida expansión económica, las autoridades chinas han tenido poco éxito en apuntalar la actividad este año, pese a cuatro recortes de tasas de interés desde noviembre.

Los mercados bursátiles a nivel mundial caían y se encaminaban a su peor semana del año el viernes, después de que el débil dato chino hizo que los inversores buscaran los activos de refugio.

  Continuación...

 
Trabajadores vistos detrás de un semáforo en una construcción de un edificio de negocios, en Beijing, 12 de julio de 2013. Las señales de que la desaceleración en China se está profundizando y un débil crecimiento reportado el viernes en Europa y Estados Unidos dañaron aún más al panorama para la economía global, lo que hizo que los precios de las acciones y las materias primas se derrumbaran. REUTERS/Kim Kyung-Hoon