REACCIONES-China recorta tasas de interés y requisitos de reserva bancarios

martes 25 de agosto de 2015 09:06 GYT
 

(Reuters) - El banco central de China recortó las tasas de interés y relajó los requisitos de reserva bancarios por segunda vez en dos meses el martes, reforzando el soporte para una economía alicaída y un mercado bursátil cuyo derrumbe causó una onda expansiva en todo el mundo.

El Banco Popular de China (BPC) rebajó su tasa referencial de préstamos bancarios a un año en 25 puntos base a 4,6 por ciento, una medida que entrará en vigencia el miércoles.

El organismo también redujo su tasa clave de depósitos bancarios a un año en 25 puntos base, indicó.

Al mismo tiempo, el banco central chino dijo que recortará su encaje bancario en 50 puntos base a 18 por ciento para la mayoría de los grandes bancos. El cambio estará vigente a partir del 6 de septiembre.

COMENTARIOS:

ZHOU HAO, ECONOMISTA SENIOR, COMMERZBANK, SINGAPUR:

"Estas medidas tienen sentido desde el punto de vista de la economía. Las tasas de interés reales han seguido por encima de los dos dígitos por algunos trimestres, sugiriendo que las tasas oficiales deberían recortarse agresivamente. Las condiciones de liquidez del mercado se han ajustado significativamente desde la 'devaluación de una sola vez', ya que el BPC compró yuanes contra dólares para estabilizar el tipo de cambio. De hecho, hemos visto que los bancos agentes intervinieron en el mercado extraterritorial esta tarde para ofrecer liquidez".

"Sin embargo, el efecto colateral del alivio monetario es la presión para la depreciación del yuan y potenciales salidas de capitales. De hecho, persiste la pregunta de si China quiere ver una mayor depreciación cambiaria".   Continuación...

 
Una bandera de China en un distrito comercial en Beijing, 20 de abril de 2015. El banco central de China recortó las tasas de interés y relajó los requisitos de reserva bancarios por segunda vez en dos meses el martes, reforzando el soporte para una economía alicaída y un mercado bursátil cuyo derrumbe causó una onda expansiva en todo el mundo. REUTERS/Kim Kyung-Hoon