PMIs chinos de Caixin sugieren agravamiento de ralentización económica

martes 1 de septiembre de 2015 06:19 GYT
 

Por Sue-Lin Wong

SHANGHÁI (Reuters) - La actividad del enorme sector de manufacturas de China se contrajo en agosto a su mayor tasa en casi seis años y medio, según un sondeo privado publicado el martes, lo que aviva el temor de los inversores a que la segunda mayor economía del mundo esté frenando bruscamente.

Más preocupante aún, el sector de servicios chino, que había sido uno de los pocos puntos brillantes de su economía vacilante, también reveló señales alarmantes de enfriamiento, al expandirse a su ritmo más lento en más de un año, según una encuesta similar.

"Teniendo en cuenta las actividades mustias durante el verano (boreal), el Producto Interno Bruto podría caer por debajo del 6,5 por ciento en el tercer trimestre", dijeron economistas de ANZ en una nota de investigación.

"Creemos que una flexibilización monetaria más agresiva y una política fiscal proactiva, junto con la liberalización financiera, son necesarias para mantener el crecimiento en torno a (la meta oficial del Gobierno para el 2015 de) un 7 por ciento", agregaron.

Algunos economistas creen que la tasa de crecimiento actual de China ya es mucho más débil, y los inversores temen que los choques individuales de una devaluación del yuan y el colapso del mercado de valores durante el verano boreal han puesto en mayor riesgo a la economía y el sistema financiero.

La lectura final del índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) del sector manufacturo chino elaborado por Caixin/Markit cayó a 47,3 en agosto desde 47,8 de julio, a su menor nivel desde marzo de 2009.

Una lectura por encima de 50 puntos indica crecimiento sobre una base mensual, mientras que una por debajo apunta a una contracción.

El empleo en el sector fabril cayó por vigésimo segundo mes consecutivo, mientras que los nuevos pedidos bajaron por segundo mes consecutivo a 46,6, su mayor contracción desde marzo del 2014.   Continuación...

 
La actividad del enorme sector de manufacturas de China se contrajo a su mayor tasa en casi seis años y medio en agosto, según un sondeo privado publicado el martes, lo que avivaba el temor a que la segunda mayor economía del mundo se esté frenando bruscamente. En la imagen, los empleados de una línea de producción de Mercedes-Benz en una fábrica en Pekín, el 31 de agosto de 2015. REUTERS/Kim Kyung-Hoon