Dólar cae frente al yen y al euro por aversión al riesgo de inversores

martes 1 de septiembre de 2015 12:00 GYT
 

Por Michael Connor

NUEVA YORK (Reuters) - El dólar caía el martes contra el yen y el euro debido a que datos fabriles débiles de China llevaron a los inversores a desarmar sus apuestas contra las dos monedas usadas de manera extendida para financiar operaciones con activos más riesgosos.

* Los sondeos sobre los sectores de manufacturas y servicios de China publicados temprano el martes reforzaron la inquietud por una ralentización más brusca de la segunda mayor economía del mundo, agravando los temores sobre la expansión global y agudizando las liquidaciones en las bolsas.

* El índice S&P 500 de Wall Street perdía 1,75 por ciento.

* Especuladores e inversores habían vendido monedas de menor rendimiento para comprar otras divisas y acciones en busca de mejores retornos, de modo que un panorama más sombrío para los mercados bursátiles y la economía global tiende a revertir ese proceso.

* El dólar bajaba más de 1 por ciento a 119,9 yenes, después de haber descendido previamente desde máximos de 121,76 yenes alcanzados al final de la semana pasada.

* El euro se negociaba en 1,1265 dólares, un alza diaria de 0,45 por ciento, después de llegar a apreciarse más de un 1 por ciento más temprano, a 1,1332 dólares, extendiendo su recuperación desde los 1,1156 dólares que tocó la semana pasada.

* "La preocupación sobre China es un factor clave para los mercados de divisas y los PMIs fueron débiles, nada buenos para la confianza general ante el riesgo", dijo el estratega de divisas de Nomura Yujiro Goto.

* El índice de gerentes de compras de Estados Unidos elaborado por el Instituto de Gerencia y Abastecimiento mostró debilidad en las fábricas del país y exacerbó brevemente la debilidad del dólar.   Continuación...

 
Una persona contando dólares en una casa de cambios en Estambul, abr 15 2015. El dólar caía el martes contra el yen y el euro debido a que datos fabriles débiles de China llevaron a los inversores a desarmar sus apuestas contra las dos monedas usadas de manera extendida para financiar operaciones con activos más riesgosos.
 REUTERS/Murad Sezer