3 de septiembre de 2015 / 16:58 / hace 2 años

Los mercados eclipsan al reporte de empleo antes de decisión de la Fed sobre tasas

Un operador trabajando en la Bolsa de Nueva York, 1 de septiembre de 2015. En tiempos más tranquilos, el informe de empleo de Estados Unidos, que se conocerá el viernes, sería la última y principal señal antes de que la Reserva Federal decida si sube las tasas de interés este mes por vez primera en casi una década.Lucas Jackson

NUEVA YORK (Reuters) - En tiempos más tranquilos, el informe de empleo de Estados Unidos, que se conocerá el viernes, sería la última y principal señal antes de que la Reserva Federal decida si sube las tasas de interés este mes por vez primera en casi una década.

No obstante, los mercados financieros mundiales han estado cualquier cosa menos calmados últimamente y se han convertido, por tanto, en el primer determinante para ver si los banqueros centrales estadounidenses endurecen su política monetaria el 17 de septiembre.

Según responsables de la Fed y otros economistas, el crecimiento del empleo y de los salarios en agosto debería ser especialmente fuerte para que la entidad actúe este mes, y las fuertes oscilaciones de acciones, bonos y monedas deberían disiparse.

"Por culpa de la volatilidad, se necesitará un reporte incluso más fuerte para hacer que las suban", dijo Thomas Costerg, de Standard Chartered Bank en Nueva York. "Un informe regular podría no ser suficiente si los mercados siguen así".

Economistas encuestados por Reuters creen que la economía estadounidense habría generado 220.000 empleos nuevos no agrícolas el mes pasado, continuando con la robusta tasa de creación de empleo de los cinco últimos años. Las ganancias horarias promedio habrían crecido un modesto 0,2 por ciento, al igual que en julio.

Un crecimiento del empleo cercano a los 300.000 presionaría a la Fed para que suba pronto las tasas, dijo Costerg, agregando que las presiones salariales serán más importantes de lo habitual para la esperada decisión de septiembre.

Esto se debe a que los funcionarios de la Fed no están preocupados por la fortaleza del mercado laboral, sino con la posibilidad de que la inflación, que lleva varios años por debajo del objetivo del 2 por ciento, no repunte a corto plazo sin un aumento de los salarios.

Sin embargo, en las últimas semanas, el temor a que el crecimiento de China se esté desacelerando provocó caídas en las acciones, los precios de las materias primas y en las monedas de los mercados emergentes.

Un menor crecimiento económico en Asia, precios más bajos de las materias primas y un dólar cerca de máximos de casi una década podrían mantener baja la inflación de los precios al consumidor en Estados Unidos, aplazando el regreso de la Fed a una política monetaria más normal.

Mientras inversores y gobiernos de todo el mundo se preparan para un alza de tasas de la Fed, los operadores de futuros del mercado vaticinan cerca de un 30 por ciento de probabilidad de que haya un alza este mes, menos que el 50 por ciento de antes de la volatilidad en los mercados globales del mes pasado.

Los mercados de futuros de las tasas ven más posibilidades de que la Fed adopte una decisión en octubre y diciembre.

Torsten Slok, economista internacional jefe de Deutsche Bank Securities en Nueva York, señaló que el reto de la Fed es "evitar que el mercado laboral se sobrecaliente por el camino" si se retrasa el incremento de las tasas.

"No veo señales de que la economía esté débil o que vayamos a entrar en recesión", escribió a sus clientes. "En su lugar, veo un mercado laboral cada vez más caliente".

Editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below