4 de septiembre de 2015 / 13:02 / hace 2 años

Crecimiento de empleo en EEUU se desacelera pero tasa de desocupación cae a 5,1 pct

Personas visitando una feria de empleos para veteranos militares, en Carson, California, 3 de octubre de 2014. La economía de Estados Unidos probablemente añadió empleos a un ritmo constante en agosto y la tasa de desempleo probablemente cayó a un mínimo en siete años y medio cerca de un 5,2 por ciento, lo que podría permitir a la Reserva Federal considerar un alza de tasas de interés en septiembre. REUTERS/Lucy Nicholson

WASHINGTON (Reuters) - Las nóminas de las empresas de Estados Unidos crecieron menos de lo previsto en agosto, pero una baja de la tasa de desempleo a una cifra cercana al mínimo en siete años y medio de 5,1 por ciento y la aceleración de los salarios mantuvieron las perspectivas de un alza de tasas de interés este mes.

Las nóminas no agrícolas se incrementaron en 173.000 el mes pasado, tras un aumento revisado al alza de 245.000 en julio, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

El sector manufacturero registró la mayor cantidad de pérdidas de empleos desde julio de 2013 y el aumento de las nóminas de agosto fue el menor en cinco meses.

Sin embargo, el reporte podría haber estado sesgado por un efecto estadístico que en años recientes llevó a grandes revisiones al alza en las cifras de nóminas para agosto luego de mediciones débiles iniciales.

Indicando que la desaceleración del crecimiento del empleo probablemente no reflejó la verdadera salud de la economía, los datos de nóminas para junio y julio fueron revisados para mostrar la creación de 44.000 posiciones más de lo informado anteriormente.

Adicionalmente, las ganancias horarias promedio subieron 8 centavos, el mayor avance desde enero, y la semana laboral aumentó a 34,6 horas.

“Los datos de las nóminas ciertamente son lo suficientemente buenos para permitir un alza de tasa de la Reserva Federal en septiembre, la gran pregunta aún es si la volatilidad de los mercados financieros echará a perder los planes”, dijo Alan Ruskin, jefe global de estrategia cambiaria de Deutsche Bank en Nueva York.

El dólar recortaba las pérdidas contra una cesta de divisas tras los datos, al tiempo que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos reducían las alzas.

Si bien el reporte no cambiaría la opinión de que la economía estadounidense continúa pujante ante la volatilidad de los mercados financieros y el freno de la economía china, sí podría complicar la decisión de la Fed en su encuentro de política del 16 y 17 de septiembre.

Luego de la última liquidación de las acciones globales, los mercados financieros redujeron significativamente las apuestas a un aumento de tasas en septiembre en el último mes.

Pero el vicepresidente del banco central estadounidense, Stanley Fischer, dijo la semana a CNBC que era demasiado pronto para decidir si el derrumbe bursátil había hecho menos atractivo el ajuste monetario.

Un sondeo de Reuters entre economistas había pronosticado que las nóminas no agrícolas subirían en 220.000 el mes pasado pero los economistas advirtieron que el modelo que usa el gobierno para suavizar los datos por fluctuaciones estacionales podrían no explicar adecuadamente el efecto del comienzo de un nuevo año escolar.

Dijeron que los datos podrían estar todavía más afectados debido a la típica baja respuesta de los empleadores al sondeo de nóminas del gobierno para agosto.

Aún así, la mejora del mercado laboral se suma a una serie de datos favorables, incluyendo cifras de ventas de autos y viviendas, que han sugerido que la economía avanza con fuerza al comienzo del tercer trimestre luego de crecer un robusto 3,7 por ciento anual en abril-junio.

La caída de dos décimas de punto porcentual en la tasa de desempleo la dejó en su menor nivel desde abril de 2008 y la colocó en el rango que muchos responsables de la Fed ven como consistente con un ritmo de inflación menor pero constante.

Una medida amplia de la desocupación, que incluye a la gente que quiere trabajar pero abandonó la búsqueda y aquellos con empleo de tiempo parcial porque no hallan a tiempo completo descendió a 10,3 por ciento, el mínimo desde junio de 2008, contra 10,4 por ciento en julio.

La subida de las ganancias horarias las dejó 2,2 por ciento por encima de su nivel de hace un año, pero aún bastante debajo del 3,5 por ciento que los economistas consideran saludable.

Algunos analistas creen que las ganancias horarias están siendo limitadas por las caídas de los salarios en los servicios en los yacimientos petroleros.

Pero el ajuste del mercado laboral y las decisiones de varios gobiernos estatales y locales de subir el salario mínimo eventualmente deberían traducirse en un crecimiento más veloz de los sueldos y dar confianza a la Fed de que la inflación, que colapsó con el hundimiento de los precios del crudo, se acercará hacia su meta de 2 por ciento.

reporte de Lucia Mutikani, editado por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below