4 de septiembre de 2015 / 17:13 / en 2 años

Confuso reporte de empleo EEUU deja a la Fed en aprietos

NUEVA YORK/RICHMOND (Reuters) - El último informe de empleo en Estados Unidos no fue definitivamente bueno ni malo como para ayudar a la Reserva Federal a decidir si subir o no las tasas de interés este mes, por lo que la decisión dependerá de la volatilidad en los mercados financieros en las próximas semanas.

Un anuncio de empleo en una tienda de la minorista Urban Outfitters en Boston, sep 5 2014. El último informe de empleo en Estados Unidos no fue definitivamente bueno ni malo como para ayudar a la Reserva Federal a decidir si subir o no las tasas de interés este mes, por lo que la decisión dependerá de la volatilidad en los mercados financieros en las próximas semanas. REUTERS/Brian Snyder

La economía sumó 173.000 puestos de trabajo en agosto, menos de lo esperado. Pero el crecimiento del empleo en junio y julio fue revisado al alza, las ganancias de los salarios resultaron mejores a lo esperado y la tasa de desempleo bajó a un mínimo de siete años de 5,1 por ciento.

Con los mercados globales de acciones y de monedas tambaleándose en las dos últimas semanas, el reporte probablemente sea la mejor y última lectura más directa sobre la economía antes de que las autoridades de la Fed evalúen si incrementar o no las tasas de interés en la muy esperada reunión de política monetaria del 16 y 17 de septiembre.

Pero el dato decepcionó a los que buscaban mayor claridad.

“Con este reporte de empleo (...) la Fed se encuentra en un atasco de incertidumbre real en lo que respecta a un alza de tasas de interés en septiembre”, dijo vía correo electrónico Mohamed El-Erian, economista jefe asesor de Allianz, en Newport Beach, California.

“Antes de su reunión de política monetaria, la Fed pondrá incluso mayor atención a los acontecimientos en los mercados globales”, agregó.

Desde que los temores sobre una desaceleración de China generaron una liquidación de acciones a nivel mundial el mes pasado, los mercados financieros se han transformado en una señal muy importante para los banqueros centrales de Estados Unidos que buscan endurecer la política monetaria por primera vez desde el 2006.

La Fed no está tan preocupada con el empleo, sino con la posibilidad de que la inflación, que se ha mantenido por debajo de la meta de un 2 por ciento por algunos años, no repuntará pronto dada la presión bajista que China podría colocar sobre los precios de las materias primas y el crecimiento mundial.

El viernes, las acciones en Wall Street subieron tras la publicación del reporte de empleo, pero luego caían con fuerza.

“Diría que este es un buen (...) reporte de empleo. No cambia el cuadro para la política monetaria”, dijo en una conferencia de minoristas el jefe de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker, quien favorece un endurecimiento monetario.

A medida que los inversores y gobiernos a nivel global se preparan para un alza de tasas de la Fed, los operadores de mercados a futuro estiman un 20 por ciento de probabilidad de que la Fed realice un movimiento de las tasas este mes, una baja frente al 30 por ciento de antes del informe de empleo.

Reporte de Jonathan Spicer; Reporte adicional de Jennifer Ablan en Nueva York, editado en Español por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below