Economía chilena se expande en julio algo más de lo esperado

lunes 7 de septiembre de 2015 09:48 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - La economía chilena creció un 2,5 por ciento interanual en julio, una cifra mejor a la prevista, pero marcada por un decepcionante desempeño de la minería y de las manufacturas, en medio de un débil escenario de demanda interna.

El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), publicado el lunes por el Banco Central, fue inferior al 2,6 por ciento revisado de junio pasado, pero mayor al 2,3 por ciento que esperaba el mercado en un sondeo de Reuters.

"En el resultado incidió, principalmente, el mayor valor agregado de los servicios (...) efecto que fue atenuado por la caída de la actividad minera", dijo en un comunicado el Banco Central.

Con la cifra de julio, el Imacec acumuló una expansión del 2,3 por ciento en los primeros siete meses de este año.

El Imacec desestacionalizado en julio anotó un alza del 0,1 por ciento.

"Es una noticia buena, pero no hay que sobrereaccionar (...) La economía está sana, tenemos un barco bien estibado para pasar estos vientos en contra que vienen del mundo", dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, durante una visita en Londres.

Pese a que el Imacec de julio fue mejor a lo esperado, las cifras adelantadas de comercio exterior arrojaron un pobre resultado, en medio de un complejo escenario externo por el desplome en los precios de las materias primas y un congelamiento de las inversiones a nivel local.

"Reiteramos que las cifras anticipan un magro desempeño en próximos meses, con indicadores de confianza en mínimos, contracciones interanuales de importaciones de bienes de capital, consumo, débiles exportaciones y bajas colocaciones", dijo la correduría Banchile.   Continuación...

 
Un trabajador revisando un cargamento de cobre de exportación en el puerto de Valparaí­so, Chile, 25 de enero de 2015. La economía chilena creció un 2,5 por ciento interanual en julio, una cifra mejor a lo previsto, pero que estuvo marcada por un decepcionante desempeño de la minería y de las manufacturas, en medio de un débil escenario de demanda interna. REUTERS/Rodrigo Garrido