Producción de petróleo de Arabia Saudita se mantendría estable hacia fines de 2015: fuentes

lunes 7 de septiembre de 2015 12:56 GYT
 

Por Rania El Gamal

DUBAI (Reuters) - La producción de petróleo de Arabia Saudita se mantendría cerca de los niveles actuales en el cuarto trimestre de este año, en momentos en que un menor consumo de crudo doméstico para la generación de energía sería contrarrestado por un aumento estacional en la demanda global.

Fuentes de la industria saudí dijeron que la producción en el mayor exportador mundial de crudo se mantendría entre 10,2 y 10,3 millones de bpd ante una anticipada fuerte demanda en el invierno boreal.

"La producción de petróleo saudí fluctúa de acuerdo a la necesidad de los clientes. Hasta ahora hay una saludable demanda global", dijo una fuente de la industria.

Arabia Saudita tradicionalmente consume más crudo para la generación de energía durante los meses del verano boreal hasta septiembre. El petróleo consumido directamente aumentó a 894.000 bpd en junio, desde 677.000 bpd en el mes anterior, según datos oficiales.

"En el último trimestre, se debería ver una sólida demanda a nivel global. Así que lo que vaya a reducirse en el consumo de crudo, se recuperará por la demanda global", dijo otra fuente.

La reciente caída en los precios del petróleo, que tocaron mínimos de más de seis años de casi 42 dólares el mes pasado, ha aumentado las especulaciones sobre si Arabia Saudita reducirá su producción de crudo a fin de equilibrar al mercado.

Pero funcionarios saudíes a menudo han insistido en que el mayor productor de la OPEP ajusta sus suministros de crudo para adaptarse a sus clientes y no para conducir los precios.

"La política petrolera saudí es satisfacer la demanda de los clientes", dijo la primera fuente de la industria.   Continuación...

 
Los precios de diversos combustibles en una gasolinera en Encinitas, EEUU, ago 4 2015. La producción de petróleo de Arabia Saudita se mantendría cerca de los niveles actuales en el cuarto trimestre de este año, en momentos en que un menor consumo de crudo doméstico para la generación de energía sería contrarrestado por un aumento estacional en la demanda global. 
 REUTERS/Mike Blake