PIB de zona euro en 2do trim es revisado al alza gracias a Italia

martes 8 de septiembre de 2015 06:34 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - La economía de la zona euro creció más rápido de lo esperado en el segundo trimestre, según datos publicados el martes, debido principalmente a un mayor crecimiento en Italia y Grecia.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo que el producto interior bruto (PIB) de los 19 países que comparten el euro creció un 0,4 por ciento intertrimestral en el período de abril a junio, y un 1,5 por ciento interanual.

Se trata de una revisión al alza de las cifras publicadas previamente, que situaban el incremento trimestral en el 0,3 por ciento y el interanual en un 1,2 por ciento.

Economistas consultados por Reuters esperaban que las cifras iniciales publicadas por Eurostat se mantuvieran sin cambios.

También fueron revisadas al alza las cifras de la zona euro para el primer trimestre, hasta un 0,5 por ciento intertrimestral, frente al 0,4 por ciento publicado en un principio. En términos interanuales, el crecimiento fue revisado al 1,2 por ciento, desde un 1 por ciento.

La revisión se debe principalmente a unos datos mejores a los esperados en Italia, la tercera mayor economía de la zona euro.

    Aunque todavía a un ritmo inferior a la media de la zona euro, la economía italiana creció entre abril y junio un 0,3 por ciento intertrimestral y un 0,7 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

Eurostat había estimado previamente para Italia un crecimiento trimestral del 0,2 por ciento y un aumento interanual de un 0,5 por ciento.

Las otras grandes economías de la zona euro confirmaron las estimaciones anteriores, con Alemania creciendo un 0,4 por ciento trimestral y un 1,6 por ciento anual.   Continuación...

 
La economía de la zona euro creció más rápido de lo esperado en el segundo trimestre, según datos publicados el martes, debido principalmente a un crecimiento más rápido en Italia y Grecia. En la imagen, un arco iris detrás de dos banderas de la UE durante una cumbre de líderes europeos en Bruselas, el 7 de julio de 2015. REUTERS/Eric Vidal