Lufthansa permanece firme mientras pilotos en huelga amenazan con más acciones

martes 8 de septiembre de 2015 09:38 GYT
 

Por Peter Maushagen

FRÁNCFORT (Reuters) - La aerolínea alemana Lufthansa dijo el miércoles que no cederá ante los pilotos que comenzaron el martes una huelga de dos días, y amenazaban con más paralizaciones en su larga disputa por reducción de costos, beneficios de jubilación y salarios.

Lufthansa se vio forzada a cancelar 84 de sus 170 vuelos de larga distancia previstos para el martes desde Fráncfort, Múnich y Düsseldorf, espera cientos de cancelaciones el miércoles y recibió la comunicación de que el sindicato de los pilotos Vereinigung Cockpit tomaría más acciones.

"No podemos descartar más huelgas esta semana", dijo el portavoz del sindicato Markus Wahl en el aeropuerto de Fráncfort el martes. "También es posible que haya huelgas en las próximas semanas", agregó.

La treceava huelga en 18 meses desató una respuesta desafiante por parte de la mayor aerolínea alemana.

"Estamos decididos (...) Los pilotos están manejando esto de una manera equivocada", dijo una portavoz de Lufthansa.

Las relaciones entre la gerencia y Vereinigung Cockpit se deterioraron la semana pasada, después de un quiebre de las conversaciones para resolver una disputa que inicialmente estuvo centrada en beneficios de jubilación, pero escaló para abarcar los planes de la aerolínea de expandir las operaciones de bajo costo con su operación Eurowings.

Las huelgas han costado a Lufthansa cerca de 100 millones de euros (112 millones de dólares) en lo que va del año.

Las acciones del martes afectan vuelos de larga distancia de pasajeros y de carga que salían de Alemania desde las 0600 GMT a las 2159 GMT y una huelga de 24 horas el miércoles impactará vuelos de corta distancia de Lufthansa y Germanwings.   Continuación...

 
Pasajeros revisan los vuelos en el Aeropuerto de Fráncfort, en Alemania, 8 de septiembre de 2015.  La aerolínea alemana Lufthansa dijo el miércoles que no cederá ante los pilotos que comenzaron el martes una huelga de dos días, y amenazaban con más paralizaciones en su larga disputa por reducción de costos, beneficios de jubilación y salarios. REUTERS/Kai Pfaffenbach