Bolsas de Asia tropiezan por débiles datos económicos de China, Japón

jueves 10 de septiembre de 2015 07:08 GYT
 

Por Shinichi Saoshiro

TOKIO (Reuters) - Las bolsas de Asia caían el jueves después de que unos mediocres datos económicos desde China y Japón aumentaron las preocupaciones sobre un débil crecimiento mundial, minando el apetito de los inversores por los activos de riesgo.

La inflación al consumidor de China subió en agosto, pero los precios al productor cayeron por cuadragésimo segundo

mes consecutivo, en la última señal de que la deflación sigue siendo un riesgo significativo para la segunda economía más grande del mundo.

Además, un indicador clave del gasto de capital en Japón cayó inesperadamente en julio, por segundo mes consecutivo, lo que indica que la economía nipona aún está luchando por recuperar el paso después de contraerse en el segundo trimestre.

En momentos en que muchas economías enfrentan vientos en contra, los economistas del banco ANZ revisaron a la baja sus previsiones de crecimiento mundial para el 2016 y el 2017, pronosticando que la expansión se mantendrá en torno al 3,5 por ciento "durante el próximo par de años".

En medio del estado de ánimo sombrío, el índice compuesto de Shanghái, que repuntó en la sesión anterior, caía un 0,4 por ciento. Sin embargo, las pérdidas eran limitadas por el momento, ya que los indicadores débiles avivaron las expectativas de un estímulo gubernamental adicional.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón cedía un 1,4 por ciento después de repuntar un 3,2 por ciento el miércoles.

El referencial surcoreano KOSPI rompió la tendencia y avanzaba un 0,6 por ciento. El principal índice de Australia retrocedía un 2,0 por ciento, lastrado por las acciones bancarias.   Continuación...

 
Un peatón mira un tablero electrónico que muestra la gráfica de fluctuación del índice Nikkei, el Dow Jones y el NASDAQ, afuera de una correduría en Tokio, Japón, 9 de septiembre de 2015. Las bolsas de Asia caían el jueves después de que unos mediocres datos económicos desde China y Japón aumentaron las preocupaciones sobre un débil crecimiento mundial, minando el apetito de los inversores por los activos de riesgo. REUTERS/Yuya Shino