En medio de divisiones sobre el diagnóstico, UE considera reforma de la zona euro

lunes 14 de septiembre de 2015 11:05 GYT
 

Por Paul Taylor

VIENA (Reuters) - En la Unión Europea el debate parece centrarse sobre cómo fortalecer la unión monetaria tras seis años de una crisis debilitadora, intensificada por el drama de los refugiados y de la deuda griega.

Por un lado, están los que creen que la zona euro, de 19 miembros, necesita dar pasos audaces hacia la integración federal para sobrevivir como un área cambiaria estable.

Por el otro, están los que argumentan que con un escaso apetito público o político para compartir más soberanía, Europa debe seguir adelante con cambios modestos y graduales.

Los jefes de cinco entidades de la Unión Europea propusieron en junio una serie de medidas para reforzar en los próximos dos años la unión bancaria del bloque, integrar mejor sus mercados de capital, de energía y digital, impulsar la competitividad económica y contrarrestar desequilibrios macroeconómicos sin cambiar el tratado de la Unión Europea.

Incluso las propuestas relativamente de bajo perfil enfrentan resistencia, particularmente desde Berlín, donde existe una fuerte oposición a compartir más responsabilidades a nivel europeo.

Pocos días después de que la zona euro llegó a un acuerdo para mantener a Grecia en el área monetaria con un tercer rescate, un ministro francés y un alto funcionario del Banco Central Europeo llamaron al establecimiento de un Tesoro de la zona euro, con Parlamento y presupuesto propio, además de poder para supervisar políticas económicas y fiscales nacionales.

El ministro de Economía de Francia, Emmanuel Macron, dijo que París y Berlín tendrán que superar desconfianzas sobre la soberanía y los riesgos compartidos para "reinventar" a Europa y hacer que la zona euro funcione.

"Para los franceses, esto significa que debemos realizar reformas que rompen viejos hábitos de una vez por todas. También significa que los alemanes tendrán que romper tabús", declaró al diario Süddeutsche Zeitung.   Continuación...

 
Un arcoiris visto detrás de banderas de la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica, 7 de julio de 2015. En la Unión Europea el debate parece centrarse sobre cómo fortalecer la unión monetaria tras seis años de una crisis debilitadora, intensificada por el drama de los refugiados y de la deuda griega. REUTERS/Eric Vidal