Inventarios crudo EEUU caen por menores reservas en punto distribución Cushing: EIA

miércoles 16 de septiembre de 2015 13:05 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Las existencias de crudo de Estados Unidos cayeron la semana pasada al tiempo que las reservas en el punto de distribución de Cushing, Oklahoma, registraron su mayor baja en más de un año, mostraron el miércoles datos de la Administración de Información de Energía.

En tanto, las existencias de gasolina y destilados subieron.

Los inventarios de crudo retrocedieron en 2,1 millones de barriles la semana pasada, a 455,89 millones de barriles, frente a las expectativas de analistas de un incremento de 1,2 millones de barriles, dijo la gubernamental EIA (por su sigla en inglés).

Las existencias de crudo en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos en Estados Unidos, cayeron en 1,906 millones de barriles, a 54,5 millones de barriles, dijo la EIA. El descenso fue el mayor en Cushing desde febrero del 2014.

Las importaciones de crudo en Estados Unidos bajaron la semana pasada en 270.000 barriles por día (bpd) a 6,71 millones de bpd.

Los futuros del crudo recortaron ganancias inicialmente tras el reporte de la EIA, pero luego escalaron.

El petróleo para octubre en Estados Unidos subía 2,30 dólares, más de un 5 por ciento, a 46,89 dólares por barril a las 1542 GMT, luego de negociarse entre 44,82 y 47,35 dólares.

El petróleo referencial en Estados Unidos volvió a superar su promedio móvil de 50 días de 46,06 dólares.

El petróleo Brent para noviembre sumaba 2 dólares, a 49,75 dólares, luego de cotizar desde 47,71 dólares hasta 50,34 dólares.   Continuación...

 
Una unidad de bombeo de petróleo en Bakersfield, California, 14 de octubre de 2014. Las existencias de crudo de Estados Unidos cayeron la semana pasada al tiempo que las reservas en el punto de distribución de Cushing, Oklahoma, registraron su mayor baja en más de un año, mientras que las de gasolina y destilados subieron, mostraron el miércoles datos de la Administración de Información de Energía. REUTERS/Lucy Nicholson