¿Starbucks? Sí, ¿Lattes? No. Normas de negocios con Cuba aún son complejas tras cambios de EEUU

sábado 19 de septiembre de 2015 10:32 GYT
 

Por Nathan Layne y Lisa Baertlein

(Reuters) - Starbucks Corp puede abrir locales en Cuba, pero aún no puede vender bebidas a base de café en la isla.

El Gobierno del presidente Barack Obama flexibilizó las barreras comerciales para las empresas de Estados Unidos que hacen negocios en la isla caribeña al sur de Miami, pero aún persisten muchos obstáculos legales y reglamentarios a ambos lados del Estrecho de Florida.

Las aerolíneas y los cruceros marítimos verán una menor intromisión en sus itinerarios, aunque las nuevas normas aprobadas por Obama no llevarán a un aumento significativo de los turistas, debido a que la ley de Estados Unidos aún prohíbe que la mayoría de los ciudadanos del país viajen a Cuba.

Starbucks aún no puede vender bebidas preparadas como un café latte o un capuchino, sólo café envasado, dijo John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Cuba-Estados Unidos.

Las nuevas normas de interacción han abierto la puerta a compañías de Internet, pero una empresa estatal de Cuba tiene el monopolio de los servicios web.

El panorama para los minoristas y los restaurantes no es claro. Gran parte de los 11 millones de habitantes de Cuba tiene un poder de gasto limitado y las leyes de Estados Unidos restringen duramente qué se puede vender a su ex rival de la Guerra Fría.

Luego está la mayor incógnita de todas: El Gobierno cubano, que tendrá la decisión final sobre a quiénes y para qué entregará licencias.

"No se trata sólo de ir a Cuba y colgar un letrero de negocios. No funciona así", dijo Kirby Jones, jefe de Alamar Associates, que ha asesorado a compañías sobre los negocios en la isla desde la década de 1970. Starbucks, por ejemplo, dijo que no tiene planes de ingresar al mercado cubano.   Continuación...

 
La oficina de la aerolínea La Habana Air en Miami, Florida, 19 de septiembre de 2015. REUTERS/Joe Skipper