Corea del Sur investigará emisiones de automóviles diésel de Volkswagen

martes 22 de septiembre de 2015 08:41 GYT
 

Por Sohee Kim y Jeffrey Dastin

SEÚL/NUEVA YORK (Reuters) - El escándalo que envuelve a Volkswagen AG, que admitió que amañó las pruebas de emisiones de sus vehículos diésel en Estados Unidos, se extendió el martes a Corea del Sur, que dijo que investigaría tres de los modelos diésel de la automotriz.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) dijo el viernes que la mayor automotriz mundial por ventas usó un software para los modelos diésel de su principal marca VW y su división de lujo Audi que engañó a los reguladores que miden las emisiones tóxicas, por lo que podría ser penalizada con multas de hasta 18.000 millones de dólares.

Las acciones de Volkswagen cayeron un 19 por ciento el lunes.

Reportes de prensa dijeron que el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una investigación criminal sobre las denuncias, que cubren varios modelos diésel de las marca Audi y VW como el Audi A3, el VW Jetta, el Beetle, el Golf y el Passat.

La investigación surcoreana involucrará de 4.000 a 5.000 vehículos Jetta, Golf y Audi A3 producidos en el 2014 y el 2015, dijo Park Pan-kyu, un subdirector en el Ministerio del Medio Ambiente de Corea del Sur, a Reuters.

El ministerio considerará llamar a revisión esos vehículos después de realizar la investigación, dijo el funcionario.

"Si las autoridades de Corea del Sur encuentran problemas en los autos diésel de VW, la investigación podría ampliarse a todos los coches diésel alemanes", explicó.

La filial coreana de Volkswagen declinó comentar.   Continuación...

 
Gotas de lluvia vistas en la placa de un vehículo diésel de Volkswagen, en el centro de Londres, 22 de septiembre de 2015. El escándalo que envuelve a Volkswagen AG, que admitió que amañó las pruebas de emisiones de sus vehículos diésel en Estados Unidos, se extendió el martes a Corea del Sur, que dijo que investigaría tres de los modelos diésel de la automotriz. REUTERS/Stefan Wermuth