Cartas de VW para revisar vehículos diésel advertían en abril de problemas en emisiones

jueves 24 de septiembre de 2015 09:54 GYT
 

Por Alexandria Sage

SAN FRANCISCO (Reuters) - Volkswagen of America Inc. envió en abril comunicaciones a los propietarios de modelos Audi y Volkswagen con motores diésel en California informándoles de un "servicio de emisiones" para sus vehículos.

Las cartas decían a los propietarios que tendrían que llevar sus automóviles a un distribuidor para instalar un nuevo software que garantizaría que las emisiones del tubo de escape

fueran "optimizadas y operaran eficientemente".

La firma no explicó que estaba tomando esa medida con la esperanza de satisfacer a los reguladores estadounidenses, que eran cada vez más escépticos sobre la razón de las discrepancias entre los resultados de las pruebas de laboratorio y la contaminación real que estaban generando los autos diésel de Volkswagen.

Funcionarios de la Junta de Recursos del Aire de California y de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) acordaron en diciembre del 2014 permitir un llamado voluntario a revisión de los autos diésel de Volkswagen para arreglar lo que según la firma era un problema técnico fácil de resolver.

El llamado a revisión se hizo a nivel nacional para un período de algunos meses.

El miércoles, el portavoz de la Junta de Recursos del Aire de California, Dave Clegern, confirmó que las comunicaciones eran parte de ese llamado a revisión. "Este es uno de los arreglos que se nos presentó como una solución potencial. No funcionó", dijo.

Volkswagen, que no tenía ninguna obligación en el momento en que inició el llamado a revisión de revelar las discusiones que condujeron a la medida, no quiso hacer comentarios sobre las cartas.   Continuación...

 
Una bandera de Estados Unidos ondea junto al logo de Volkswagen, en una automotora en San Diego, California, 23 de septiembre de 2015. Volkswagen of America Inc. envió en abril comunicaciones a los propietarios de modelos Audi y Volkswagen con motores diésel en California informándoles de un "servicio de emisiones" para sus vehículos. REUTERS/Mike Blake