Fundación de Bill Gates demanda a brasileña Petrobras

viernes 25 de septiembre de 2015 13:00 GYT
 

Por Jonathan Stempel

NUEVA YORK (Reuters) - La Fundación Bill & Melinda Gates demandó a la empresa brasileña Petrobras para recuperar pérdidas en acciones debido a un escándalo de corrupción en la firma petrolera estatal.

De acuerdo a una queja presentada en la noche del jueves en un tribunal federal de Manhattan, "la generalizada trama de sobornos y lavado de dinero" llevó a la Fundación Gates y a otra demandante, WGI Emerging Markets Fund LLC, a perder decenas de millones de dólares por invertir en la compañía.

"De hecho, el escándalo aún parece escalar cada día más, mientras más declaraciones de culpabilidad, más arrestos y más cuentas bancarias secretas son descubiertas", indicó la demanda.

Petrobras, cuyo nombre formal es Petroleo Brasileiro SA, se enfrenta a varios litigios por demandas colectivas estadounidenses que acusan que años de corrupción, que incluyen sobornos, sobrevaloraron 98.000 millones de dólares de bonos y acciones de la empresa.

Creada en 2000 por Microsoft Corp por Bill Gates y su esposa Melinda, la fundación está enfocada en mejorar la educación y la salud y en la reducción de la pobreza.

La fundación está realizando la demanda sola, lo que sugiere que considera de esa manera poder recuperar una mayor parte de sus pérdidas en las acciones de Petrobras que cotizan en Estados Unidos. Una filial brasileña de la auditora de Petrobras PricewaterhouseCoopers (PwC) también está siendo demandada.

Petrobras y PcW no realizaron comentarios inmediatamente. Los abogados de la fundación tampoco respondieron a pedidos de declaraciones.

Westwood Global Investments LLC, una firma con sede en Boston, maneja inversiones para la fundación y el fondo WGI.   Continuación...

 
El logo de Petrobras en el frontis de la sede de la compañía en Sao Paulo, 23 de abril de 2015. La Fundación Bill & Melinda Gates demandó a la empresa brasileña Petrobras para recuperar pérdidas en acciones debido a un escándalo de corrupción en la firma petrolera estatal. REUTERS/Paulo Whitaker