Nuevo CEO de Vokswagen afronta numerosos problemas tras el escándalo de emisiones

sábado 26 de septiembre de 2015 08:34 GYT
 

Por Andreas Cremer

WOLFSBURGO, Alemania (Reuters) - Volkswagen (VOWG_p.DE: Cotización) sabe que necesitará más que una nueva dirección y una remodelación corporativa para limpiar el aire después de que le pillaran engañando en las pruebas de emisión de vehículos diesel en Estados Unidos.

Más allá de las medidas anunciadas por el fabricante alemán el viernes, ejecutivos de VW, clientes, inversores y trabajadores por igual están tratando de adivinar qué está por venir.

El nuevo consejero delegado, Matthias Mueller, de 62 años, hasta ahora al frente de la división de coches deportivos Porsche, afronta una serie de problemas que ya acechaban a la empresa antes de que estallara el escándalo del diesel, que pueden haber empeorado por sus repercusiones.

Entre ellas está la caída de la rentabilidad de la marca VW, pero la prioridad inmediata será solucionar el caos en Estados Unidos, cuyo impacto potencial para la compañía ha sido comparado con el vertido de petróleo de BP en 2010.

Primero podría venir un acto de contrición prolongado a través de una campaña de publicidad en EEUU, dijo un alto cargo de VW, que pidió no ser identificado.

"El nombre del juego será humildad", dijo.

Siguiendo el ejemplo de gestión de crisis que adoptaron General Motors y News Corp, VW ha tanteado a una firma de abogados de EEUU para efectuar una investigación en profundidad.

Promete ser un camino duro y largo.   Continuación...

 
En la imagen, el logo de la automotriz alemana Volkswagen es visto en Willmette, Illinois, 24 de septiembre, 2015. Volkswagen sabe que necesitará más que una nueva dirección y una remodelación corporativa para limpiar el aire después de que le pillaran engañando en las pruebas de emisión de vehículos diesel en Estados Unidos. REUTERS/Jim Young