Rousseff confía en que reservas pueden contrarrestar volatilidad cambiaria en Brasil

sábado 26 de septiembre de 2015 18:14 GYT
 

(Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el sábado que su gobierno está "extremadamente" preocupado por el alto valor del dólar que afecta a las empresas locales endeudadas en moneda estadounidense, pero aseguró que las reservas internacionales del país impiden que haya una perturbación por culpa del tipo de cambio.

"Brasil hoy tiene reservas suficientes, de manera que no tenemos ningún problema, ninguna perturbación por el dólar", dijo Rousseff a la prensa en Nueva York, donde se encuentra para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) entre otras reuniones.

"Estamos muy preocupados porque tenemos empresas endeudadas en dólares", dijo la mandataria, agregando que "el Gobierno tiene una posición clara y firme como la que tuvo el banco central al final de la semana pasada", en referencia a la intervención en el mercado cambiario en los últimos días.

Además de las medidas tomadas por el banco central, las declaraciones de presidente de la entidad, Alexandre Tombini, ayudaron a aliviar la presión por la fortaleza del dólar frente al real.

El jueves, Tombini dijo que "sin duda todas las herramientas están a disposición del banco central", en respuesta a las preguntas sobre el uso de reservas cambiarias directamente en el mercado de divisas.

"En cuanto a las reservas de divisas, son seguras. Se pueden y se deben utilizar", dijo en una sorpresiva comparecencia ante los medios en la presentación de un informe trimestral de inflación.

Después de llegar a 4,25 reales, el dólar cerró la semana en 3,9757 unidades.

(Reporte de Alexandre Caverni; Editado por Rodrigo Charme)

 
Imagen de archivo de la presidente brasileña, Dilma Rousseff. 15 de septiembre de 2015. REUTERS/Ueslei Marcelino
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el sábado que su gobierno está "extremadamente" preocupado por el alto valor del dólar que afecta a las empresas locales endeudadas en moneda estadounidense, pero aseguró que las reservas internacionales del país impiden que haya una perturbación por culpa del tipo de cambio.