Precios en zona euro caen nuevamente y ponen presión sobre el BCE

miércoles 30 de septiembre de 2015 08:17 GYT
 

Por Jan Strupczewski y Balazs Koranyi

BRUSELAS/FRÁNCFORT (Reuters) - Los precios en la zona euro cayeron nuevamente en septiembre debido a una disminución en los valores del petróleo, lo que eleva la presión para que el Banco Central Europeo fortalezca sus compras de activos e impulse la inflación.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, estimó que los precios al consumo en los 19 países que comparten el euro cayeron un 0,1 por ciento interanual en septiembre tras un alza del 0,1 por ciento en agosto.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una lectura sin cambios en los precios este mes.

El principal factor para la caída fue un retroceso anual en los precios de la energía, que bajaron un 8,9 por ciento tras una caída del 7,2 por ciento en agosto. Los alimentos no procesados, por otro lado, fueron el primer elemento de subida para el índice general, con un aumento del 2,7 por ciento.

Sin estos componentes volátiles - o lo que el Banco Central Europeo llama inflación subyacente -, los precios crecieron un 0,9 por ciento interanual en septiembre, la misma cifra que en agosto.

El BCE quiere mantener la inflación general a la baja pero cerca del 2 por ciento a mediano plazo y comenzó a comprar activos, incluidos bonos, en marzo para inyectar más dinero a la economía.

Pero el programa de alivio cuantitativo (QE) de 1 billón de euros ha tenido hasta ahora un éxito limitado por la abrupta caída del precio de las materias primas, exacerbadas por las expectativas de un crecimiento económico menor en China, la segunda mayor economía del mundo.

Las expectativas de inflación a largo plazo para la zona euro han disminuido a su menor nivel desde febrero, previo al inicio de las compras de activo, en momentos en que la economía china se desacelera, reforzando las expectativas pesimistas.   Continuación...

 
Un euro gigante inflable en la sede del BCE en Fráncfort el 22 de enero de 2015. Los precios en la zona euro cayeron nuevamente en septiembre debido a una disminución en los valores del petróleo, lo que eleva la presión para que el Banco Central Europeo fortalezca sus compras de activos e impulse la inflación. REUTERS/Kai Pfaffenbach