Volkswagen, a contrarreloj para detallar planes de ajustes en una semana

viernes 2 de octubre de 2015 12:50 GYT
 

Por Andreas Cremer y Barbara Lewis

BERLÍN/BRUSELAS (Reuters) - Volkswagen está bajo presión para detallar en la próxima semana sus planes para realizar ajustes en 11 millones de vehículos diesel, ya que su jefe en Estados Unidos testificará el jueves ante los legisladores de ese país y los reguladores alemanes exigen acciones inmediatas.

La automotriz germana tiene que modificar el software que le permitió superar con engaños las pruebas de emisiones, cuyo descubrimiento generó su mayor crisis empresarial en sus 78 años de historia.

El escándalo hizo caer más de un tercio el precio de las acciones de Volkswagen, forzó la salida de su presidente ejecutivo y sacudió tanto a los fabricantes mundiales de automóviles como a las instituciones alemanas.

También dejó al descubierto una inadecuada regulación, particularmente en Europa, donde la importancia de la industria automovilística para el empleo y la exportación le ha dado una poderosa voz en la formulación de políticas.

"Los consumidores están con razón agraviados y frustrados. Los políticos no deben tolerar más esta situación en un mercado de consumo tan importante", dijo Klaus Müller, jefe de la Federación Alemana de Organizaciones de Consumidores, a Reuters.

Volkswagen, el principal fabricante europeo, dijo el jueves que tardará meses en llegar al fondo de su investigación sobre quién es el responsable del software, aunque prometió "informar la próxima semana a la opinión pública sobre las soluciones halladas a los problemas".

No obstante, los analistas creen que será un reto realizar ajustes sin dejar a los vehículos con una economía de combustible y unas prestaciones reducidas, o necesitando más mantenimiento, problemas que podrían multiplicar potencialmente las demandas contra la compañía, mancillando más su reputación.

En una muestra de la complejidad del panorama, el importador belga de coches D'Ieteren dijo a Reuters que no ha escuchado ningún detalle técnico sobre los ajustes todavía, y que Volkswagen se comprometió sólo a tener un plan trazado hacia finales de este mes.   Continuación...

 
El logo de Volkswagen en una de sus sedes situadas en el barrio de Queens, en Nueva York, el 21 de septiembre de 2015. Volkswagen está bajo presión para detallar en la próxima semana sus planes para realizar ajustes en 11 millones de vehículos diesel, ya que su jefe en Estados Unidos testificará el jueves ante los legisladores de ese país y los reguladores alemanes exigen acciones inmediatas. REUTERS/Shannon Stapleton