Economía chilena crece 1,1 pct en agosto, menos de lo esperado

lunes 5 de octubre de 2015 10:38 GYT
 

SANTIAGO (Reuters) - La economía chilena creció un 1,1 por ciento interanual en agosto, una cifra menor a lo esperado, que pone presión a los planes del Banco Central de iniciar una reducción del estímulo monetario en el corto plazo ante una alta inflación.

El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), difundido el lunes por el Banco Central, fue inferior al 2,5 por ciento de julio pasado y menor al 2,0 por ciento que esperaba el mercado en un sondeo de Reuters.

"En el resultado incidió, principalmente, el mayor valor agregado de los servicios, efecto que fue atenuado por el bajo desempeño del comercio y la caída de la minería e industria manufacturera", dijo el Banco Central en un comunicado.

Las manufacturas cayeron inesperadamente un 1,4 por ciento interanual en agosto, mientras que la extracción de cobre -del que Chile es mayor proveedor mundial- bajó un 8,3 por ciento.

"La cifra plantea un escenario desafiante ante la ausencia de catalizadores de crecimiento en el corto plazo, considerando un contexto de expectativas pesimistas y el inicio del retiro de los estímulos monetario y fiscal en los próximos meses", dijo un informe de la correduría Banchile.

El débil Imacec de agosto se produjo pese a que este período contó con un día laboral más en comparación a igual mes del año pasado.

Con la cifra de agosto, el Imacec acumuló una expansión del 2,1 por ciento en los primeros ocho meses de este año.

El Imacec desestacionalizado en agosto anotó una caída del 1,0 por ciento.

"En términos desestacionalizados, el indicador retrocedió a su mayor caída mensual desde marzo 2010 (tras el terremoto)", dijo un informe de la correduría Banchile.   Continuación...

 
Un trabajador revisando un cargamento de cobre de exportación en el puerto de Valparaí­so, Chile, 25 de enero de 2015. La economía chilena creció un 1,1 por ciento interanual en agosto, una lectura por debajo de lo previsto que estuvo marcada por decepcionantes cifras sectoriales en medio de una débil demanda interna. REUTERS/Rodrigo Garrido