Pedidos industriales de Alemania caen por menor demanda fuera de la zona euro

martes 6 de octubre de 2015 08:11 GYT
 

Por Madeline Chambers

BERLÍN (Reuters) - Los pedidos industriales alemanes cayeron inesperadamente en agosto al debilitarse la demanda de los países fuera de la zona euro, lo que avivó el temor a que la desaceleración en China pueda dañar las exportaciones de la mayor economía de Europa.

Los contratos para adquirir bienes alemanes se redujeron en un 1,8 por ciento en el mes, dijo el Ministerio de Economía. Un sondeo de Reuters había pronosticado un aumento de un 0,5 por ciento.

Los datos ponen de relieve un panorama de menor demanda externa, especialmente desde China y de otros mercados emergentes, lo que sugiere que la fortaleza de las exportaciones en el primer semestre podría perder fuerza.

Los pedidos desde el extranjero para las fábricas alemanas bajaron un 1,2 por ciento en agosto, debido a una caída del 3,7 por ciento en la demanda de los países que no pertenecen a la zona euro.

"La disminución de los pedidos desde el extranjero ofrece una imagen de debilidad", dijo Thomas Gitzel, economista de VP Bank. Sin embargo, agregó que espera que la economía china se estabilice, lo que podría repercutir positivamente en la industria alemana.

También dijo que servía de consuelo el aumento del 2,5 por ciento en los pedidos de los países de la zona euro.

El Ministerio de Economía dijo que la caída de 2,6 por ciento en la demanda interna se debió en parte a feriados. La demanda de la zona euro "claramente apuntaba al alza", dijo, aunque los países fuera del bloque "parecen menos fiables en este momento".

Datos recientes han sido alentadores, con las ventas minoristas registrando su mayor incremento entre enero y agosto en más de 20 años, aunque el crecimiento en el sector privado perdió velocidad el mes pasado. La confianza empresarial subió inesperadamente por tercer mes consecutivo en septiembre.   Continuación...

 
Una cinta con mineral de hierro en la planta de acero de ThyssenKrupp en Duisburgo el 17 de marzo de 2010. Los pedidos industriales alemanes cayeron inesperadamente en agosto al debilitarse la demanda de los países fuera de la zona euro, lo que avivó el temor a que la desaceleración en China pueda dañar las exportaciones de la mayor economía de Europa. REUTERS/Ina Fassbender