Reservas de divisas de China anotan mayor caída a la fecha en el 3er trim

miércoles 7 de octubre de 2015 05:35 GYT
 

PEKÍN (Reuters) - Las reservas de divisas de China registraron su mayor caída trimestral a la fecha entre julio y septiembre, luego de que el banco central intensificó la intervención para estabilizar al yuan y calmar a los inversores después de que una devaluación inesperada de su moneda sacudió a los mercados globales.

Las reservas de China, las mayores del mundo, cayeron en 43.300 millones de dólares a 3,514 billones de dólares el mes pasado, mostraron el miércoles datos del banco central, y se redujeron en cerca de 180.000 millones de dólares en el tercer trimestre en su mayor declive trimestral a la fecha, según datos de Reuters que se remontan a 1980.

La devaluación del yuan el 11 de agosto y la consiguiente caída de las reservas han planteado dudas sobre cuán sostenibles son los esfuerzos de China para apoyar a la moneda, en momentos en que el capital sale del país por el temor a una desaceleración económica y por las perspectivas de un alza en las tasas de interés de Estados Unidos.

Los analistas esperan que las reservas cedan aún más.

"La disminución de las reservas de divisas de China, si bien menor que la prevista por el mercado, aún muestra que el banco central de China continuó la intervención en el mercado en el último mes", dijo Zhou Hao, economista senior para Asia de Commerzbank con sede en Singapur.

"Ya que Banco Popular de China también intervino en el mercado a futuro el mes pasado, las reservas de divisas probablemente volverán a desplomarse cuando expiren estos contratos a plazo", agregó.

Las autoridades han buscado calmar a los inversores luego de que un desplome del mercado bursátil durante el verano boreal, la devaluación del yuan y una serie de intentos ineficaces de las autoridades para estabilizar a la renta variable propagaron las turbulencias en los mercados financieros globales.

Pekín también está intentando reducir la inquietud acerca de un enfriamiento de su economía, que está creciendo a su ritmo más lento en décadas.

La devaluación del yuan había suscitado preocupaciones de una guerra global de divisas y planteado dudas sobre la capacidad de Pekín para administrar una economía en transición desde un modelo impulsado por la inversión y las exportaciones a uno guiado por la demanda interna.   Continuación...