OPEP prevé mayor demanda de su petróleo en 2016 por menor producción de rivales

lunes 12 de octubre de 2015 08:43 GYT
 

Por Alex Lawler

LONDRES (Reuters) - La OPEP estimó el lunes que la demanda de su petróleo en 2016 será mucho mayor a lo previsto anteriormente, ya que su estrategia de dejar que los precios caigan afecta a la oferta de esquisto estadounidense y de otros proveedores rivales, reduciendo así un superávit global.

En un reporte mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) proyectó que el mundo necesitará 30,82 millones de barriles de crudo por día (bpd) del grupo el próximo año, un alza de 510.000 bpd desde una predicción anterior.

Si el pronóstico de la OPEP se cumple, sería un nuevo indicio de que su estrategia está funcionando.

El año pasado, el cártel se rehusó a apuntalar los precios y, en vez de eso, elevó la producción para recuperar participación de mercado perdida ante producción rival de mayor costo.

El crudo Brent opera justo por debajo de los 53 dólares por barril, la mitad de su precio de junio de 2014.

Los suministros en los países que no integran la OPEP caerían en 130.000 bpd en 2016, según el reporte, a medida que baja la producción en Estados Unidos, la ex Unión Soviética, África, Oriente Medio y gran parte de Europa. El mes pasado, la OPEP pronosticó un crecimiento de 160.000 bpd.

"Esto debería reducir el exceso de suministros en el mercado y alentar a una mayor demanda del crudo de la OPEP", dijo el grupo en un reporte, "lo que resultaría en fundamentos más equilibrados del mercado petrolero".

La estimación de la OPEP se produce pese a un menor crecimiento de la demanda global. La organización redujo su cálculo para el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2016 en 40.000 bpd, a 1,25 millones de bpd, citando una menor expansión en China.   Continuación...

 
El logo de la OPEP en su sede en Viena, Austria. La OPEP estimó el lunes que la demanda de su petróleo en el 2016 será mucho mayor de lo previsto ya que su estrategia de dejar que los precios caigan afecta a los productores de crudo de esquisto en Estados Unidos y a otros proveedores rivales, reduciendo así un superávit global en la oferta. REUTERS/Heinz-Peter Bader -