Consumidores y refugiados impulsarían el crecimiento económico en Alemania

miércoles 14 de octubre de 2015 10:52 GYT
 

Por Michael Nienaber

BERLÍN (Reuters) - El Gobierno alemán espera que el fuerte consumo privado y un incremento en el gasto público para los refugiados impulse el crecimiento en la mayor economía de Europa este año y el próximo, contrarrestando la frágil demanda de China y otros mercados emergentes.

El empleo en niveles récord, el aumento de los salarios y los precios casi estables están impulsando el gasto familiar, mientras que los bajos precios de la gasolina están dejando cierta liquidez para otras compras.

Al mismo tiempo, un número récord de personas, que escapan de la guerra en Oriente Medio o buscan prosperidad, está llegando a Alemania. El gobierno federal y los estados están invirtiendo 10.000 millones de euros (11.000 millones de dólares) para dar albergue, integrar y encontrar empleo para los inmigrantes.

"Cuando se trata de los refugiados, los miles de millones de euros que estamos planeando invertir en educación, jardines infantiles y escuelas por supuesto tendrán el efecto de un pequeño paquete de estímulo", dijo el ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, a la prensa en Berlín el miércoles.

Gabriel agregó que se trata de una inversión para el futuro del país dado que la sociedad alemana envejece.

Dijo, además, que el gasto del consumidor seguiría siendo el principal impulsor de la economía, que ha tenido un sólido crecimiento pese al débil panorama global.

El gobierno rebajó levemente su estimación para el crecimiento de su economía a un 1,7 por ciento para este año, desde un 1,8 por ciento previsto en abril, aunque mantuvo su previsión de una expansión del 1,8 por ciento para el próximo año.

El Ministerio de Economía espera que la demanda interna se eleve 1,7 por ciento este año y un 2,1 por ciento el 2016.   Continuación...

 
La canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Economí­a, Sigmar Gabriel, durante la reunión semanal del gabinete, en Berlí­n, el 14 de octubre de 2015. El Gobierno alemán rebajó el miércoles ligeramente su estimación sobre el crecimiento de su economía a un 1,7 por ciento para este año, debido a la desaceleración económica en China y de otros mercados emergentes, aunque mantuvo su estimación de una expansión del 1,8 por ciento para el próximo año. REUTERS/Fabrizio Bensch