RESUMEN- Gasolina pesa sobre IPC EEUU, pero inflación subyacente se afirma

jueves 15 de octubre de 2015 13:49 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al consumidor de Estados Unidos registraron en septiembre su mayor caída en ocho meses al bajar el costo de la gasolina, pero un persistente aumento en los precios de otros productos y servicios sugirió que la inflación está encaminada a subir.

En tanto, hubo buenas noticias en el mercado laboral provenientes de un informe que mostró que los nuevos pedidos de subsidios por desempleo bajaron a mínimos de 42 años la semana pasada.

El muy bajo nivel de despidos y la inflación subyacente que se afirma gradualmente podrían mantener la puerta abierta a un incremento de las tasas de interés este año por parte de la Reserva Federal.

"Los reportes de hoy (jueves) refuerzan nuestra postura de que la economía de Estados Unidos sigue en el camino correcto y deberían ayudar a reforzar la confianza de la Fed de que se está acercando a cumplir con sus dos mandatos. Nosotros esperamos la primera alza de tasas en diciembre", dijo Harm Bandholz, economista jefe de UniCredit Research en Nueva York.

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que su índice de precios al consumidor (IPC) bajó un 0,2 por ciento el mes pasado tras caer un 0,1 por ciento en agosto. En los 12 meses a septiembre, el IPC se mantuvo sin cambios por primera vez en cuatro meses tras subir un 0,2 por ciento en agosto.

El denominado IPC subyacente, que elimina los precios de los alimentos y la energía, avanzó un 0,2 por ciento tras un alza del 0,1 por ciento en agosto. En los 12 meses a septiembre, se incrementó un 1,9 por ciento, el mayor avance desde julio del 2014, tras subir un 1,8 por ciento en agosto.

El mes pasado, los precios de la gasolina cayeron un 9 por ciento, la mayor baja desde enero, tras un declive del 4,1 por ciento en agosto. Los precios de los alimentos, en tanto, se incrementaron un 0,4 por ciento, el mayor avance desde mayo del 2014, tras aumentar un 0,2 por ciento en agosto.

La Fed sigue de cerca el índice de precios de los gastos personales de consumo, excluyendo alimentos y energía, que marcha por debajo del IPC subyacente. La baja inflación, que se mantiene persistentemente por debajo de la meta del 2 por ciento de la Fed, es una importante barrera para una posible alza de tasas de interés este año.   Continuación...

 
Imagen de archivo de unos trabajadores cargando combustible en una gasolinera de Encinitas, EEUU, oct 8, 2012. Los precios al consumidor de Estados Unidos registraron en septiembre su mayor caída en ocho meses al bajar el costo de la gasolina, pero un persistente aumento en los precios de otros productos y servicios sugirió que la inflación está encaminada a subir.
  REUTERS/Mike Blake