Precio del barril amplía racha bajista de dos semanas por temor a exceso de suministro

lunes 26 de octubre de 2015 13:27 GYT
 

Por Barani Krishnan

NUEVA YORK (Reuters) - Los precios del crudo caían el lunes, continuando bajo presión tras dos semanas seguidas de pérdidas, por temor a que el exceso de suministro de productos petroleros aumente ante el inusualmente templado clima y el fin del ciclo de mantenimiento de las refinerías estadounidenses.

* La influyente firma de Wall Street Goldman Sachs advirtió de un riesgo a la baja de los precios del crudo hasta la primavera boreal de 2016, ya que el nivel de almacenamiento de destilados -que incluyen al diésel- se acerca a máximos históricos en Estados Unidos y Europa.

* Operadores dijeron a Reuters que a medida que se llenan los taques de productos petroleros refinados, los cargamentos no deseados de diésel y combustible para aviones se manteniendo fuera de los puertos europeos y emprendiendo rutas más largas y lentas por el extremo sur de África.

* El petróleo Brent, el referencial internacional, bajaba 26 centavos, o un 0,54 por ciento, a 47,73 dólares por barril, a las 1711 GMT.

* Los futuros del crudo en Estados Unidos perdían 49 centavos, cerca del 1,1 por ciento, a 44,12 dólares por barril.

* Ambos contratos han perdido de forma combinada alrededor del 10 por ciento en las dos últimas semanas.

* Es probable que las inversiones en el sector petrolero caigan aún más en 2016, tras descender este año en más de una quinta parte, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

(Reporte adicional de Karolin Schaps en Londres, Henning Gloystein y Keith Wallis en Singapur; editado en español por María Cecilia Mora y Carlos Serrano)

 
Una unidad de bombeo de crudo operada por la compañía Devon Energy Production cerca de Guthrie, EEUU, sep 15, 2015. Los precios del crudo caían el lunes, continuando bajo presión tras dos semanas seguidas de pérdidas, por temor a que el exceso de suministro de productos petroleros aumente ante el inusualmente templado clima y el fin del ciclo de mantenimiento de las refinerías estadounidenses.
  REUTERS/Nick Oxford