Demanda de oro sube en tercer trimestre por mayores compras de monedas y barras: GFMS

martes 27 de octubre de 2015 09:44 GYT
 

Por Jan Harvey

LONDRES (Reuters) - Un mayor apetito por monedas y barras y un alza en las compras de los bancos centrales impulsaron en un 7 por ciento la demanda física de oro en el tercer trimestre, aunque el mercado todavía registra un superávit de 51 toneladas, mostró el martes un reporte de la industria.

La demanda de monedas y barras de oro aumentó en un 26 por ciento interanual en el último trimestre, reportaron analistas de la consultora GFMS de Thomson Reuters en una revisión del tercer trimestre en su Gold Survey 2015.

La inversión minorista aumentó en los principales consumidores India, China y Alemania, con un incremento en las compras de 30, 26 y 19 por ciento, respectivamente. Sólo esos tres mercados representan un adicional de 26 toneladas de compras minoristas.

"Una fuerte corrección en los precios en julio, en la que el valor del oro cayó a mínimos de casi seis años a principios del trimestre, fue el mayor impulsor de crecimiento en el tercer trimestre", dijo GFMS.

Las compras de los bancos centrales cobraron fuerza en el tercer trimestre tras un lento comienzo de año, subiendo un 13 por ciento a 132 toneladas. Rusia sería este año el mayor comprador de oro reportado en el sector oficial.

Los bancos centrales se convertirían en compradores netos de oro por sexto año consecutivo en el 2015, dijo el reporte.

Sin embargo, las proyecciones de precios del grupo para este año siguen siendo cautas ante la continua incertidumbre sobre el momento en que la Reserva Federal de Estados Unidos elevará las tasas de interés, las bajas expectativas de inflación y la débil confianza de inversores.

"Esperamos que el oro promedie 1.100 dólares la onza en el cuarto trimestre del 2015, una caída de 75 dólares la onza desde nuestra previsión anterior, lo que da un promedio anual de 1.159 dólares en el 2015", dijo.   Continuación...

 
Barras de un kilo de oro a la muestra en Seúl, 31 de julio de 2015. Un mayor apetito por monedas y barras y un alza en las compras de los bancos centrales impulsaron en un 7 por ciento la demanda física de oro en el tercer trimestre, aunque el mercado todavía registra un superávit de 51 toneladas, mostró el martes un reporte de la industria. REUTERS/Kim Hong-Ji