Alza del dólar acentúa incertidumbre sobre economía global

martes 27 de octubre de 2015 10:45 GYT
 

Por Jamie McGeever

LONDRES (Reuters) - Lo último que necesita el mundo ahora es un fortalecimiento del dólar pero eso es exactamente lo que parece estar ocurriendo.

Una subida del dólar desde el verano boreal del año pasado, de casi 20 por ciento está afectando a las exportaciones de Estados Unidos y reduciendo las ganancias corporativas allí, socavando a la mayor economía mundial y a uno de sus dos motores de crecimiento.

En el otro motor, los mercados emergentes, contribuyó a un colapso de los precios de las materias primas que produjo estancamiento o incluso contracción en las economías, al tiempo que aumentó la carga de la deuda en dólares.

Hasta la Reserva Federal está preocupada, citando el efecto cambiario sobre la economía como un factor en su decisión del mes pasado de aplazar el "despegue" de la subida de tasas de interés. Podría jugar un papel central en las deliberaciones de la Fed de esta semana, también.

Pero mientras reviven los comentarios sobre las guerras de monedas, la debilidad del dólar es difícil de predecir pues las autoridades europeas y japonesas, preocupadas por el efecto en sus propias economías de un aumento del euro y el yen, lucharán para evitarla.

La visión del consenso entre los analistas del mercado cambiario es que el dólar aumentará contra las otras divisas a lo largo del próximo año.

Willem Buiter, economista jefe de Citi y ex funcionario del Banco de Inglaterra, dice que el dólar débil podría ayudar a evitar que la economía global caiga en una nueva recesión o un período largo en el que el crecimiento real esté muy debajo de su potencial.

"La economía mundial recibiría la ayuda de un crecimiento más rápido en Estados Unidos", dijo. "Si eso se consigue con un estímulo monetario y fiscal combinado, y hecho de la forma correcta, serviría para impulsar una fuente importante de la demanda en la economía mundial".   Continuación...

 
Ilustración fotográfica de un billete de 100 dólares, tomada en Tokio, 2 de agosto de 2011. Una subida del dólar desde el verano boreal del año pasado, de casi 20 por ciento está afectando a las exportaciones de Estados Unidos y reduciendo las ganancias corporativas allí, socavando a la mayor economía mundial y a uno de sus dos motores de crecimiento. REUTERS/Yuriko Nakao