Datos débiles en EEUU opacan posibilidad de alza de tasas de interés en diciembre

viernes 30 de octubre de 2015 14:27 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor estadounidense anotó en septiembre su menor avance en ocho meses debido a que los ingresos personales apenas subieron, lo que sugiere cierto enfriamiento en la demanda interna tras recientes alzas significativas.

Datos del Departamento de Comercio y otro informe del Departamento del Trabajo publicado el viernes también mostraron presiones inflacionarias débiles, lo que sería un argumento en contra de un alza de tasas de interés a fin de año por parte de la Reserva Federal.

Los integrantes de la Fed pusieron sobre la mesa esta semana un alza de tasas en diciembre, con una referencia directa a su última reunión de política monetaria de 2015.

La Fed ha mantenido las tasas de interés referenciales a un día cerca de cero desde diciembre de 2008.

"Será difícil para la Fed justificar un alza de tasas en momentos en que los ingresos, el consumo y la inflación tienen una tendencia más débil, dejando a un alza de tasas para diciembre menos probable que antes del dato", comentó Jay Morelock, economista de FTN Financial en Nueva York.

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, subió un 0,1 por ciento el mes pasado tras un alza de un 0,4 por ciento en agosto y aumentó a una tasa anual de 3,2 por ciento en el tercer trimestre, lo que ayudó a impulsar al Producto Interno Bruto (PIB) a una tasa de 1,5 por ciento.

El crecimiento en el tercer trimestre fue contenido por esfuerzos de las empresas para reducir un exceso de inventarios, la fortaleza del dólar y recortes de gastos en curso por parte de compañías de energía.

Las acciones en Wall Street bajaban levemente, mientras que los precios para deuda del Gobierno estadounidense a largo plazo subían y el dólar se depreciaba frente a una cesta de monedas.   Continuación...

 
Un cliente mira productos en una tienda Best Buy, en Denver, 14 de mayo de 2015. El gasto del consumidor estadounidense registró en septiembre su menor aumento en ocho meses debido a que los ingresos subieron muy levemente, lo que sugiere cierto enfriamiento de la demanda local tras fuertes avances recientes. REUTERS/Rick Wilking