Representante Comercio EEUU defiende normas sobre autos de acuerdo cuenca del Pacífico

jueves 5 de noviembre de 2015 16:51 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - El Representante de Comercio de Estados Unidos, Michael Froman, defendió las normas que rigen el comercio automotriz dentro del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) y advirtió que intentar negociar partes del pacto podría desbaratar todo el paquete.

Froman dijo que una declaración separada de los socios del TPP en la que piden no manipular las tasas de cambio era la primera de su tipo que relaciona las normas sobre divisas a un acuerdo comercial y que era "extremadamente significativa", a pesar de que no incluye sanciones.

Los sindicatos y las automotrices estadounidenses como Ford Motor Co y algunos legisladores exigieron multas para los países que debiliten deliberadamente sus monedas para hacer más económicas sus exportaciones.

"Cuando combinas eso con la apertura potencial del mercado japonés, la eliminación del 70 por ciento de los aranceles al sector automotor en Vietnam, la eliminación del 30 por ciento de los aranceles en Malasia, más la eliminación de medidas no tributarias que son muy amplias en Malasia (...) Nosotros creemos que este es un resultado fuerte", dijo en comentarios cuya difusión autorizó a partir del jueves.

Japón también accedió a reconocer las normas de seguridad de Estados Unidos en algunos casos, aliviando la carga de exigencias para los exportadores, y a flexibilizar los reglamentos que los fabricantes de automóviles de Detroit afirman que los han excluido del mercado japonés, dice el texto.

El acuerdo estipula que sólo un 45 por ciento de un vehículo deberá provenir desde un miembro del TPP, una baja frente al nivel del 50 por ciento fijado por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al que se le atribuye haber impulsado el auge de la industria automotriz en México.

También fija un umbral de fuentes locales de entre un 35 a 45 por ciento para las autopartes que se comercien de manera individual.

Las normas del TPP implican que más de la mitad de un vehículo podría ser fabricado fuera de los 12 países que participan del acuerdo comercial y aún así se lo podría vender en Estados Unidos, el mayor mercado del bloque, sin que pague aranceles.

(Reporte de Krista Hughes; Editado en Español por Ricardo Figueroa)