Ministro Economía Japón dimite por escándalo de financiamiento político, niega soborno

jueves 28 de enero de 2016 11:41 GYT
 

Por Stanley White y Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El ministro de Economía de Japón, Akira Amari, renunció sorpresivamente el jueves para asumir su responsabilidad por un escándalo de financiamiento político que ha sacudido al Gobierno, aunque negó haber aceptado sobornos.

Según analistas, la renuncia de Amari, responsable de la política económica del primer ministro Shinzo Abe, podría suponer un revés en los intentos por asegurar el éxito de un plan de crecimiento denominado "Abenomics", que busca sacar a Japón de la deflación.

Sin embargo, el Gobierno actuó con rapidez para contener las consecuencias nombrando en su reemplazo a Nobuteru Ishihara, un ex ministro y secretario general del Partido Liberal Democrático.

En una concurrida conferencia de prensa televisada en directo, Amari reconoció haber recibido dinero de un ejecutivo de una empresa de la construcción, pero destacó que le dijo a sus asesores que registraran correctamente los fondos como una donación política.

Amari enfatizó que renunciaba para prevenir que el escándalo se transforme en una distracción en los intentos de la administración de Abe por sacar al país de la deflación.

"Japón está finalmente saliendo de la deflación", aseguró. "Tenemos que aprobar una ley en el Parlamento para dar los pasos destinados a vencer la deflación y crear una economía fuerte, tan pronto como sea posible".

El yen, considerado un refugio seguro contra los riesgos económicos, subía tras la renuncia de Amari, mientras que el índice bursátil Nikkei cerró con una caída.

Amari era un estrecho aliado del primer ministro Abe y un miembro clave de su equipo político, encabezando incluso las negociaciones de Japón para sellar recientemente el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por su sigla en inglés).

(Reporte de Leika Kihara. Editado en español por Carlos Aliaga/Rodrigo Charme)

 
El ministro de Economía de Japón, Akira Amari, reacciona durante una conferencia de prensa en Tokio, 28 de enero del 2016. Amari dijo que dimitirá de su cargo para asumir la responsabilidad por las acusaciones de que recibió sobornos de una empresa de construcción. REUTERS/Yuya Shino