1 de febrero de 2016 / 17:08 / hace un año

RESUMEN-Actividad fabril en EEUU aumenta, pero impulso permanece débil

3 MIN. DE LECTURA

Un hombre trabajando en el ensamblaje de un auto Ford Mustang 2015, en la planta de Ford Motor en Flat Rock, Michigan, 20 de agosto de 2015. La actividad manufacturera en Estados Unidos pareció estabilizarse un poco en enero, pero una recuperación es improbable a corto plazo en la medida en que las fábricas lidian con la fortaleza del dólar y los precios más bajos del petróleo fuerzan a las energéticas a realizar más recortes de gastos.Rebecca Cook

WASHINGTON (Reuters) - La actividad manufacturera en Estados Unidos pareció estabilizarse un poco en enero, pero una recuperación es improbable a corto plazo en la medida en que las fábricas lidian con la fortaleza del dólar y los precios más bajos del petróleo fuerzan a las energéticas a realizar más recortes de gastos.

Otros datos publicados el lunes mostraron que el gasto del consumidor permaneció estable en diciembre debido a que los hogares redujeron sus compras de autos y un clima invernal inusualmente moderado afectó a la demanda por energía.

No obstante, un fuerte incremento en los ahorros a un máximo en tres años sugirió que el consumo podría repuntar en los meses venideros.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice nacional de actividad fabril subió 0,2 puntos porcentuales, a 48,2, el mes pasado, en su cuarto mes consecutivo de contracción. Una lectura debajo de 50 indica contracción en las manufacturas.

No obstante, el índice permanece sobre el umbral de 43,1, usualmente asociado con una recesión.

En otro informe, el Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor se mantuvo sin cambios en diciembre tras un avance revisado al alza de 0,5 por ciento en noviembre. El gasto en bienes duraderos manufacturados, como los automóviles, cayó un 0,9 por ciento. Las compras de bienes no duraderos también declinó un 0,9 por ciento.

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentó un 3,4 por ciento en 2015 tras un incremento de 4,2 por ciento en 2014.

Las acciones de Estados Unidos caían y el dólar se debilitó frente a una cesta de monedas tras la publicación de los datos, mientras que los precios de los bonos del Tesoro también bajaban.

En diciembre, los ingresos personales se elevaron un 0,3 por ciento tras una lectura similar en noviembre. Los salarios y compensaciones aumentaron un 0,2 por ciento tras incrementarse un 0,5 por ciento en noviembre.

En 2015, los ingresos subieron un 4,5 por ciento, el mayor incremento desde 2012, tras un alza de 4,4 por ciento en 2014.

Como los ingresos superaron a los gastos en diciembre, los ahorros subieron a 753.300 millones de dólares, el nivel más alto desde diciembre de 2012, frente a 717.800 millones de dólares en noviembre.

Un índice de precios para el gasto del consumidor bajó un 0,1 por ciento tras subir un 0,1 por ciento en noviembre. Excluyendo alimentos y energía, los precios se mantuvieron sin cambios tras subir un 0,2 por ciento en noviembre.

El llamado índice de precios PCE subyacente subió un 1,4 por ciento en los 12 meses hasta diciembre tras un avance similar en noviembre.

El índice de precios PCE subyacente es la medición de inflación preferida por la Reserva Federal y permanece bastante por debajo de la meta del banco central estadounidense de un 2 por ciento.

Reporte de Lucia Mitikani; Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below