Zafra azucarera cubana, empantanada debido a la lluvia y la humedad

martes 2 de febrero de 2016 15:28 GYT
 

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - Los agricultores cubanos reportaron en enero rendimientos bajos de azúcar en la cosecha de la caña debido a las lluvias fuera de temporada y el calor, circunstancias que frustran las esperanzas de igualar la producción del año pasado.

El monopolio estatal del azúcar, AZCUBA, había reducido ya los planes de crecimiento a causa de una grave sequía en 2015, aunque todavía mantiene esperanzas de igualar los 1,9 millones de toneladas producidas en la temporada de 2014-2015.

Ahora, incluso parece poco probable que lleguen a esa meta.

Reportes desde todas las provincias cubanas refieren que las plantaciones están inundadas, los molinos detenidos y los rendimientos de azúcar son menores de lo esperado a partir del procesamiento de la caña de azúcar.

"Las lluvias de enero y su humedad en las siembras cañeras obligaron a una paralización parcial de las operaciones fabriles en cinco de los ingenios villaclareños", reportó el semanario Vanguardia, del Partido Comunista, desde la central provincia de Villa Clara, vista como la mayor zona productora.

"Otros tres (molinos) que debían incorporarse en el período retrasaron sus respectivas arrancadas", añadió.

El fenómeno climático conocido como El Niño causó una grave sequía durante la temporada de lluvias del verano, disminuyendo las estimaciones de disponibilidad de caña en un 10 por ciento en comparación con la cosecha anterior, y en hasta un 25 por ciento en zonas orientales de Cuba.

Los meteorólogos pronosticaron que El Niño podría causar lluvias torrenciales inusuales desde diciembre hasta marzo, una previsión que ha demostrado ser cierta hasta la fecha.   Continuación...

 
Un granjero trabajando un cultivo en La Lisa, Cuba, mar 28, 2014. Los agricultores cubanos reportaron en enero rendimientos bajos de azúcar en la cosecha de la caña debido a las lluvias fuera de temporada y el calor, circunstancias que frustran las esperanzas de igualar la producción del año pasado.
   REUTERS/Stringer/Cuba