Daimler, VW llaman a revisión a 1,5 mln vehículos en EEUU por airbags

miércoles 10 de febrero de 2016 12:12 GYT
 

Por David Shepardson y Jan Schwartz

WASHINGTON/FRÁNCFORT (Reuters) - Las automotrices alemanas Volkswagen y Daimler llamarán a revisión a 1,5 millones de vehículos en Estados Unidos por airbags potencialmente defectuosas fabricadas por la empresa japonesa Takata Corp.

La decisión tiene lugar después de que reguladores de seguridad vehicular de Estados Unidos dijeran el mes pasado que Takata declaró 5,1 millones de automóviles defectuosos, un número mucho mayor del pensado inicialmente.

Los airbags de Takata pueden explotar con demasiada fuerza y arrojar esquirlas de metal hacia los pasajeros. Han sido vinculadas al menos a 10 muertes en todo el mundo y más de 100 heridos en Estados Unidos.

Volkswagen dijo que llamará a revisión a 680.000 vehículos en Estados Unidos por las bolsas de aire, luego de que Daimler informara a última hora del martes que controlaría a 840.000 automóviles en el país.

La automotriz dijo que había decidido llamar a revisión a alrededor de 705.000 autos Mercedes-Benz y a unas 136.000 camionetas tras recibir una notificación de la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por su sigla en inglés) de que algunos airbags de Takata podrían ser defectuosas.

Daimler dijo que la medida se traducirá en cargos por 340 millones de euros (383 millones de dólares).

"Estos (340 millones de euros) son un gran déficit, pero el mensaje principal es que el año financiero actual no se verá afectado", comentó el analista Jürgen Pieper, de la consultoría Bankhaus Metzler, en Fráncfort, que mantiene una recomendación de "comprar" para las acciones de Daimler.

Volkswagen dijo que la revisión afectaba a modelos fabricados entre 2006 y 2014. Un portavoz declinó comentar sobre el costo de la medida.   Continuación...

 
El logo de Mercedes-Benz en un auto durante la conferencia de prensa anual de la compañía, en Stuttgart, Alemania, 4 de febrero de 2016. Daimler dijo que llamará a revisión a 840.000 vehículos en Estados Unidos con infladores de bolsas de aire de Takata que podrían estar defectuosos, lo que se traducirá en cargos por 340 millones de euros (383 millones de dólares) para la automotriz alemana. REUTERS/Michaela Rehle