China busca restaurar confianza en reunión del G20 en medio de falta de mayor unidad política

viernes 26 de febrero de 2016 08:18 GYT
 

Por Kevin Yao y Gernot Heller

SHANGÁI (Reuters) - China buscó restaurar la confianza en su economía mientras líderes de finanzas de países del G20 se reunían el viernes en Shangái, pero Alemania descartó cualquier estímulo coordinado para contrarrestar un creciente enfriamiento global.

Mientras la salud de la segunda mayor economía mundial, que alberga la presidencia del G20 este año, es un tema clave de la cumbre de dos días, la amenaza de que el Reino Unido abandone la Unión Europea y sus implicaciones políticas y económicas también han aparecido como una preocupación entre los participantes.

Ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales han llamado a una mejor coordinación para combatir una inestable economía global y mercados financieros volátiles, pero estuvieron en desacuerdo sobre qué pasos tomar, volviendo improbable que surjan puntos concretos de acción de la reunión.

"Hablar de mayores estímulos sólo distrae de las tareas reales que nos ocupan", dijo el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble el viernes, rechazando una recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que el G20 debería empezar ahora a planear un programa de estímulo coordinado.

"Entonces, nosotros no estamos de acuerdo con un paquete de estímulo fiscal del G20 como algunos argumentan, en caso de que las perspectivas de riesgo se materialicen", agregó.

El gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan, repitió las garantías de que el país no realizará una nueva devaluación de su moneda, el yuan, para apoyar la economía. También buscó manejar las expectativas sobre la velocidad de la agenda de reformas económicas de China.

"China alcanzará un balance entre crecimiento, reestructuración y manejo del riesgo", dijo el gobernador del Banco Popular de China en la conferencia organizada por el Instituto de Finanzas Internacionales en conjunto con la reunión del G20.

"Aunque la dirección de la reforma es clara, gestionar su ritmo requerirá ventanas (de oportunidad) y condiciones (...) El ritmo puede variar, pero la reforma debe continuar y la dirección no ha cambiado", dijo Zhou en inglés.   Continuación...

 
En la imagen, el primer ministro chino, Li Keqiang, ofrece declaraciones durante una reunión en Pekín. 16 de enero, 2016. Funcionarios chinos dijeron el viernes a los líderes financieros globales que la segunda economía más grande del mundo continúa sobre una base sólida, mientras buscan gestionar las expectativas sobre el ritmo de las reformas económicas en el país. REUTERS/Mark Schiefelbein/Pool